Últimos Artículos
Cold War Kids – Love Is Mystical / So Tied Up
Cold War Kids – Love Is Mystical / So...
100 canciones de los años 50. Año 1958
Las canciones del año 1958 seleccionadas en esta lista...
Brutus – All Along / Drive (3/4s) | Burst
Brutus – All Along / Drive (3/4s) | Burst...
The Beach – Bite My Tongue / Geronimo / Thieves
The Beach, a pesar de lo que el nombre...
El Rancius – Todos Somos Rancius [mp3]
El Rancius - Todos Somos Rancius . La vida...
ISLAND – A Place You Like EP
ISLAND - A Place You Like EP. Desde el...
100 canciones de los años 50. Año 1957
100 canciones de los años 50. Año 1957. Octava...
Lo mejor de 2016: La doncella (The Handmaiden), de Park Chan-wook
Lo mejor del año 2016: La doncella (The Handmaiden),...
Lo mejor del año 2016. Parte II: Laurence Nerbonne – Montréal XO
Lo mejor del año 2016. Parte II: Laurence Nerbonne...
Lo mejor del año 2016. Parte I: Albin Lee Meldau – Lou Lou
Lo mejor del año 2016. Parte I: Albin Lee...

             

Como le ocurrirá a cualquier amante de la música, cada cierto tiempo -corto a ser posible- dedico buena parte de él a buscar nueva música que atraiga mis oídos. En otras ocasiones, sin embargo, es la música la que me encuentra a mí. Así, discos que escuchaste y no te llamaron la atención en un momento dado, tiempo después, escuchados de forma casual o inesperada, te dan justo aquello que estabas necesitando.

Benjamin Clementine es un joven músico inglés de 26 años. Hace dos años, en 2013, publicó su primer EP, llamado Cornerstone, que le ponía en la palestra de las nuevas promesas musicales con algo diferente que aportar. Con los años y los nuevos singles y EPs, la tendencia ha sido ascendente, hasta que por fin ha publicado su primer álbum, At Least for Now. Como salido de los años sesenta, tanto en lo musical como en lo físico, ha sido presentado como poeta, compositor, pianista, cantante y además comparado con grandes de la música como la mismísima Nina Simone -una clara influencia-, de quien en cualquier otro caso se podría considerar blasfemia. Clementine destaca por su voz y un uso de la misma lleno de carácter y que en cierto modo sí recuerda a la famosa cantante. Suena diferente y su aspecto también lo es; sentimiento en tres dimensiones (vocal, musical y rítmico).

Si me preguntaran ahora mismo cómo explicaría la música de Benjamin Clementine, no dudaría en definirla como Emocionante, simplemente. Con unas letras bastantes personales, o de un gran mundo interior, que diría aquél, y unas melodías muy cuidadas, con una voz que al principio asusta y al final encandila. Pondré un ejemplo, no sólo de por qué considero el conjunto de At Least for Now como emocionante, sino también de por qué su música me ha encontrado a mí, mientras la escuchaba. Hace unas semanas, un familiar falleció prematuramente debido a complicaciones con un cáncer. Mi contacto con esta persona fue bastante mayor durante mi infancia. Como niño, no tenía un verdadero contacto con ella, pero recuerdo pasar una parte de ese tiempo yendo y viniendo por su casa, la de sus padres, o en la mía con este familiar presente. Aunque no me puso el apodo por el que mucha gente se dirige a mí desde chico, sí que fue la persona que más lo usó, posiblemente, incluso siendo yo adulto y aún viéndonos muy de vez en cuando. Como suele ser habitual, tras su fallecimiento, se celebró una misa en la iglesia del barrio. Pues bien, hoy iba escuchando mi lista de Spotify con canciones del año 2015 cuando justo al pasar por delante de esta iglesia Benjamin Clementine comenzaba a cantar “I’m sending my condolence”. No necesitaba saber de qué iba la canción, para sentir conmoción.

Decía el rapero 2Pac Shakur que él usaba la palabra “homeless” de una manera característica en sus temas, para expresar un sentimiento que estaba lejos de ser simplemente el que significa “sin hogar”, que sabía que las personas que escucharan la palabra sentirían más allá. Eso mismo ocurre en Cornerstone, la pista número nueve del álbum, en la que Clementine recita la letra de un modo aún más especial, con esa voz tan -usando sus propias palabras- particular. Esto llega a la máxima expresión cuando en dicha canción dice la palabra “home”, casualmente la opuesta a la cantada por 2Pac.

Clementine sabe que tiene una voz diferente y le saca partido. Demuestra en su ópera prima más personalidad que muchos músicos de amplia experiencia. Aporta una musicalidad diferente, casi única, si bien a veces recuerda a Antony de Antony & The Johnsons, en una versión más “no te acuestes ni te cortes las venas”, con cambios de ritmo, tanto en sus bases y teclados, como en su voz, que como digo, es aprovechada en diferentes niveles y siempre con inteligencia. Recomendaría muchas canciones, pero si sólo pudiera quedarme con tres, serían London, Condolence y Cornerstone. Punto aparte para Adios, que es una cosa de otro mundo, en serio.

Benjamin Clementine ha nacido para ser músico. No sé si volverá a hacer algo más en el futuro, a este nivel, pero con este álbum ha conseguido más por la música que diez Pharrell Williams con sus correspondientes auto-tunes en cinco álbumes. Publicado en enero, At Least for Now se encontrará en la mayoría de listas de lo mejor del año 2015, a finales de diciembre. Si no es así, el año 2015 será el mejor de los últimos diez años, dentro del ámbito sonoro.

Benjamin Clementine – At Least for Now

Enlaces patrocinados

2 thoughts on “Benjamin Clementine – At Least for Now

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. También tropecé con este genio por casualidad hace unas semanas. Aunque reconozco mi neurosis maníaco-compulsiva, desde entonces no he escuchado otra cosa. A las 6:30 de la mañana, cuando empiezo el día; durante toda la mañana -cuando me lo permite el trabajo-, al acostarme… Es adictivo, magnético, esss-peccc-taaaa-cuuuu-laaaarrr!!!

    Hacía mucho, muchísimo tiempo que no encontraba una joya como esta. Reconozco mi dificultad para entender del todo, en el sentido en el que Benjamin pretende, gran parte de las letras, sobre todo por mi pobre inglés. No sabrás cómo puedo hacerme de ellas para apreciar esta obra de arte en toda su extensión, verdad?

    Un blog muy atractivo e interesante (sensible). Saludos.

Deje su respuestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies