Música de 2013

Música de 2013 (las 365 mejores canciones del año)

En nuestro repaso por todas las listas musicales de la década que aún transitamos, revisitando años pasados que aún estarán frescos en la mente de la mayoría, llegamos a 2013. Un periodo bastante ecléctico, como veremos en nuestro top 10 con las mejores canciones del año, rico en variedad y géneros para todos los gustos y criterios musicales.

Como siempre, primero os recordamos que la lista completa está disponible en esta playlist de Spotify, donde puedes descubrir no sólo nuestras 10 canciones favoritas del año, también muchas otras que tal vez a ti te agraden más. La gran ventaja de hacer playlists que incluyen una canción para cada día, básicamente, es que la probabilidad de descubrir algo que te merezca la pena existe, aunque siempre dependerá de cada uno averiguar si dicha probabilidad es alta o baja, dado nuestro propio gusto al elegir cada canción que está incluida entre la música de 2013.

Top 10 mejores canciones del año

En las siguientes líneas, vas a conocer cuál es nuestro top 10 con las mejores canciones del año 2013. Aunque existe un orden que representa nuestro gusto, esta lista también podría haber sido ordenada en función del estilo musical, ya que en nuestras cabezas siempre tendemos a colocar cada canción acorde a la siguiente y a la anterior, creando un recopilatorio con sentido del ritmo, como explicaba el protagonista de Alta Fidelidad en ídem.

Nos dejamos a gente como Andrew Stockdale, The Orwells, To Be Frank, The Royal Concept, Star Slinger, London Grammar, Jaymes Young y muchos más. Sin embargo, recuerda que a todos ellos los encontrarás en la playlist que te enlazamos anteriormente. Dicho lo cual, comencemos:

10. Kakkmaddafakka – No Song

Kakkmaddafakka - No Song

Kakkmaddafakka, extraño nombre para una banda noruega aparentemente seria, aunque con algo de sorna, abre nuestro top con un tema pop que se enfrenta en cierto modo a las discográficas, o al menos a los encargados de entrevistarse con las bandas que solicitan una base sobre la que producir sus repertorios con ayuda, financiación y mucho más.

Aunque no tienen nada que ver, en su momento se pensó que estábamos ante una banda deudora de The Kooks, pero menos dada a los alardes rock que cada cierto tiempo regalaba el famoso grupo británico.

9. Bipolar Sunshine – Love More Worry Less

Bipolar Sunshine - Love More Worry Less

Con otro nombre algo extraño, teniendo en cuenta que se trata de un artista trabajando en solitario, Bipolar Sunshine se aleja del pop de Kakkmaddafakka. Entra en territorios más electrónicos, dentro del pop, y suena justamente a lo que para muchos sonó este año. Porque durante 2013 parece ser que la gente valoraba sobre todo la tranquilidad, como ocurre en las piscinas.

8. Five Finger Death Punch – Here To Die

Five Finger Death Punch - Here To Die

Pero como para contradecirnos, acabamos con toda esa calma de golpe y porrazo. Porque si bien Five Finger Death Punch no obtuvo demasiado beneplácito por parte de sus fans (principalmente al principio, cuando se presentó este single), lo cierto es que Here To Die es lo suficientemente duro como para mantener la compostura dentro de su género. Lo cual no quita para que su comercialidad también se note. En el equilibrio que te hace sonar fresco y sincero es donde está la verdadera magia.

7. Maximum The Hormone – Utsukushiki Hitobito No Uta [Ode To Bluetiful People]

Maximum The Hormone - Utsukushiki Hitobito No Uta

Maximum The Hormone son muy conocidos gracias sobre todo a su trabajo introductorio de ciertos animes adorados en el mundo entero, prácticamente. Muchos de los conocedores de esta banda japonesa se introdujeron más de lleno en el repertorio de este cuarteto y descubrirían que era una locura. Dentro de su género, había una gran variedad que, tal vez por venir de donde vienen, se la pueden permitir. Heavy metal puro y duro, a veces Nu-Metal, a veces incluso del que es más comercial, pero siempre imprevisibles, con una mezcla de géneros que hace imposible el aburrimiento. Así se puede comprobar también, con esos exabruptos entre el rock duro y el rap.

6. Karol Conká – Gandaia

Karol Conká - Gandaia

Karol Conká, por su parte, es capaz de mezclar el rap con la electrónica como si lo llevara haciendo desde niña. No tanto por lo que hace aquí en Gandaia, un tema de funk brasileño bastante más genérico, sino por sus siguientes trabajos (para muestra un botón en forma de vídeo).

Estamos hablando de un torbellino musical en forma de mujer. Desde el principio está atravesando fronteras con fuerza, rompiéndolas, apareciendo en cantidad de eventos y modificando hasta su aspecto como si llevara todo el carnaval en plena sangre. Gandaia fue una de sus cartas de presentación, una canción festiva que permanece intacta tras el paso de los años.

5. Flume – Holdin’ On

Flume - Holdin' On

En lo que se refiere a la electrónica, Flume fue uno de los grandes éxitos del año. No tanto a nivel mainstream (que también), como dentro de los oídos más exigentes. Ya se sabe que a día de hoy la electrónica es al jazz lo que el jazz es al jazz. Es decir, todo aquel capaz de hacer música así, partiendo de la producción y la composición a solas, es asimilado como un genio al nivel de los grandes del jazz, e incluso de otros grandes de la música, pero grandes de verdad. La música clásica ofrecía eso, grandes compositores capaces de conocer sus melodías antes de oírlas de verdad. Ahora tienen la facilidad que propocionan los ordenadores.

4. Phosphorescent – Song For Zula

Phosphorescent - Song For Zula

Después de escuchar las seis primeras canciones de este top, puede que te hayas dado cuenta de que comenzó con algo de pop tranquilo, que de repente se elevó el tono y que de golpe se ha bajado. Fue un año muy volátil, no lo negaremos. Pero valió la pena, en lo que a música se refiere. Phosphorescent es un ejemplo de ello. Su tema Song For Zula es tan agradable como nocturno y veraniego. Tal vez sirva incluso para caminar por entre las montañas y los valles.

3. King Krule – Out Getting Ribs

King Krule - Out Getting Ribs

En cambio, diríamos que Out Getting Ribs es algo más introspectivo para escuchar desde casa, no viajando. Con una copa, tal vez… o tal vez no.

2. Arcade Fire – Afterlife

Arcade Fire - Afterlife

Plantear el fin de una relación como si fuera el fin de la vida misma es algo que se le puede ocurrir a bastante gente, pero sólo Arcade Fire es capaz de hacer una canción que ahonde en ese tema con la calidad que les caracteriza, sumándonos a nosotros en ese dilema más allá de ser meros espectadores auditivos. Afterlife es tan buena que hizo que algunos de sus antiguos seguidores, de los que estuvieron al pie del cañón con sus primeros dos trabajos, volvieran al redil de amarles.

1. Yellow Red Sparks – Monsters With Misdemeanors

Yellow Red Sparks - Monsters With Misdemeanors

Y el flamante ganador del título de mejor canción del año 2013 es… Yellow Red Sparks con Monsters With Misdemeanors, una canción inolvidable y una de las primeras que recomendamos en este blog. Además, teniendo en cuenta que éramos nuevos entonces, agradecimos bastante su saludo y agradecimiento en Twitter, y tal vez (en un 10%) llevados por ese sentimiento, su aparición en la lista es tan elevada, pero no. Se merecen esta posición, pues si bien Arcade Fire mezclaba lírica y música como auténticos expertos, Yellow Red Sparks lo supera aquí.

Un remix de 2013

Enlaces patrocinados

Deje su respuestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies