Obligatory Drugs, de Black Kids

Obligatory Drugs, de Black Kids

Hace muchos años, quién lo iba a decir sin mirar fechas, conocimos a Black Kids a través de dos singles muy aplaudidos y apreciados en su momento: I’m Not Gonna Teach Your Boyfriend How to Dance with You y Hurricane Jane. Un regalo musical lanzado en 2008 y una banda que después de aquello desapareció de las escenas que ella misma levantó (junto a otros).

Pues bien, resulta que han vuelto y, de algún modo, han decepcionado tanto a sus fans que se diría que ellos mismos les han hecho pasar desapercibidos con su nuevo trabajo, hecho público casi 10 años después de su anterior obra. Se podría decir que los motivos de sus seguidores para despreciar temas como este Obligatory Drugs tienen su lógica, alegando la simpleza como principal razón para el desprecio y el olvido. No diremos que al ostracismo, porque aún hoy obtienen un buen número de visualizaciones en YouTube, pero es que es así: hablamos de una canción subida a la plataforma de vídeo online en el año 2016.

Obligatory Drugs, o la música de los ascensores

Y, por supuesto, no seremos nosotros quienes reneguemos de la masa (aunque en votos positivos ganen casi siempre los comentarios positivos), pero tampoco queremos darles la razón del todo. Porque sí, Obligatory Drugs es bastante simple a todos los niveles visibles o audibles. La letra es limitada, y la melodía es la misma que se oye en los ascensores que aparecen en películas y series de televisión antiguas. Sin embargo, rompemos una lanza en su favor, porque nos gusta, en su relajada sencillez.

De hecho, si echamos un vistazo a sus dos mayores singles, los más conocidos y anteriormente mencionados, veremos que a nivel lírico tampoco es que fueran la leche (si bien eran capaces de dejar algunas grandes frases que corear en un concierto), y era más bien en el apartado musical donde la cosa se animaba. En este caso se podría argumentar un poco de lo mismo, pero claro, han pasado tantos años que, visto así, es como si la espera no hubiera merecido la pena tanto como se podía prever.

Pero bueno, como se suele decir, lo importante es participar. Así que participemos todos en este poco reivindicado nuevo -y no tan nuevo- tema de los una vez amados niños negros y sus drogas obligatorias… (ya, si lees esta última frase con voz de locutor da un poco de pena incluso).

Enlaces patrocinados

Deje su respuestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies