The Sounds es una banda sueca que lleva ya varios años en el mundo de la música sacando álbumes con bastante regularidad y siempre manteniéndose en un segundo plano en cuanto a éxito se refiere, siendo bastante desigual si comparamos el nivel de atención que generaron sus primeros trabajos en relación con los de últimos. A pesar de todo, son uno de los grupos más divertidos que se pueden ver en directo, con una Maja Ivarsson (vocalista) que suele dar todo lo que tiene en cada sesión y se deja querer por el público, haciendo de maestra de ceremonias y también demostrando su gran personalidad en el escenario. Parece una tía muy campechana, con la que te podrías ir a tomar unas cervezas y que transmite su buen rollo.

Hurt The Ones I Love no es un tema nuevo -sí lo es el remix-, sin embargo, sabemos que la banda sueca se encuentra en estos momentos dando los últimos acabados a su próximo disco y ya han avanzado algunas imágenes del proceso. Este remix se encuentra disponible para descargar gratuitamente.

Me gusta pensar que la suerte no ha tratado demasiado bien a The Sounds, puede que por elegir un nombre demasiado genérico para una banda, pero a mí además me da la sensación de que han llegado demasiado pronto a los booms musicales (posteriores), siendo víctimas del olvido al final por, en el fondo, ser unos visionarios del pop de masas. Por eso aprovecho esta excusa para atraer la atención hacia una de las bandas que mejor se han mantenido a lo largo de los años, sin apenas altibajos.

En 2002 lanzaron Living in America, ópera prima que dejaba claro que nos encontrábamos ante un grupo muy enérgico, verdaderamente divertido y que se unía a una ola de músicos suecos que trataban de revivir el punk-rock de finales de los 70 aderezado con algo de rock de principios de los 70 y mediados. Grandes temas como Seven Days A Week o el que da nombre al LP, Living in America, junto con Hit Me así lo atestiguaban. Su siguiente álbum, Dying to Say This to You, supuso la confirmación de lo que teníamos entre manos tan sólo cuatro años antes, y es que se tomaron su tiempo para preparar su segundo trabajo, que incluía Song With a Mission, Queen of Apology y Tony the Beat, el tema que los catapultó más allá de sus fronteras y que en mi opinión supuso el problema de estilo en la personalidad que hasta entonces mostraba la banda, ya que hasta entonces el uso de la electrónica era menor en comparación a los sonidos eléctricos, y es a partir de aquí que los suecos comenzarán a adelantarse a la ola que vendría después y que vivimos actualmente, quizás ya por estas fechas bastante más alejada del rock que cuando The Sounds publicó su tercer álbum Crossing the Rubicon (2009) y Something to Die For (2011). Parece que se encuentran en un gran momento creativo, aunque no dejan de perder seguidores de forma inevitable, tal vez por la saturación que muchos puedan tener por saber de un nuevo disco cada dos años (el anterior al que saldrá previsiblemente este año fue en 2013).

Sin ser demasiado fan de Weekend (2013), su último LP hasta la fecha, sí que espero con moderado entusiasmo el nuevo álbum. Siempre es un placer tener la oportunidad de volver a verles tocar en directo y que sigan trabajando y sacando discos es la mejor excusa para ello, así que ya veremos qué nos deparan con sus nuevos temas y si siguen manteniendo la energía 13 años después.

Enlaces patrocinados

Deje su respuestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies