100 canciones para hacer el amor

Los cuerpos ardientes, a veces, más que siempre a veces, necesitan de un precalentamiento y una atmósfera especial. La pasión, tan necesaria en las relaciones amorosas como sexuales, a veces exige de incentivos. Buscar y encontrar. Los sudores que se mezclan, como las respiraciones. El amor, que se hace sensual. Los cuerpos calientes, otra vez.

Las más grandes canciones para hacer el amor y que acompañan los acompasados alientos de los que se aman. Melodías que reclaman la atención del que suspira, que hacen recordar e incrementar ciertos deseos. Los mordiscos en la oreja. Los susurros al oído. Las palabras ahogadas, como la respiración entrecortada. Todo ello es memorable. Todo ello es apreciado, incluso ante desconocidos de una noche.

Por eso, si quieres caldear el ambiente de una noche (o una mañana) llena de sensualidad y de arrebatos, esta es tu lista de música para hacer el amor, sea duro o con canciones románticas (e incluyendo enlaces a YouTube de cada tema). Armonías voluptuosas, lascivas y divertidas, también divertidas.

Porque si algo tiene que tener el sexo, qué duda cabe, es diversión y pocas ataduras. Ya que nos ponemos, ya que me pones, que la lujuria nos lleve al otro lado de la existencia, el más notable. Porque nadie quiere que eso acabe, esa es la verdad.

La vida es placentera en un rincón, el que te proporciona el cuerpo ajeno y propio, incluso en el amor que crece a través del sexo. En el amor que es temporal y sin embargo duradero, y donde la música negra es especialmente destacable, siempre llena de erotismo si se lo proponen. Bienvenido a la lista canciones para hacer el amor definitiva.

Recuerda que todo este listado está disponible en una sola lista de Spotify al comienzo de la lista.

Índice de contenido Ocultar
1 100 canciones para hacer el amor en inglés, español, francés y más

100 canciones para hacer el amor en inglés, español, francés y más

Los cuerpos ardientes, a veces, más que siempre, a veces, necesitan de un precalentamiento y una atmósfera especial. Ahí es donde aparecen nuestras canciones para hacer el amor. La pasión, tan necesaria en las relaciones amorosas como sexuales, a veces exige de incentivos. Buscar y encontrar. Los sudores que se mezclan, como las respiraciones. El amor, que se hace sensual. Los cuerpos calientes, otra vez. Por eso, las canciones que acompañan los alientos pueden ayudar bastante en todo. Melodías que reclaman la atención del que suspira, que hacen recordar e incrementar ciertos deseos. Los mordiscos en la oreja. Los susurros al oído. Las palabras ahogadas, como la respiración entrecortada. Todo ello es memorable. Todo ello es apreciado, incluso ante desconocidos de una noche.

Por eso, si quieres caldear el ambiente de una noche (o una mañana) llena de sensualidad y de arrebatos, esta es tu lista musical de canciones para hacer el amor. Armonías voluptuosas, lascivas y divertidas, también divertidas. Porque si algo tiene que tener el sexo, qué duda cabe, es diversión y pocas ataduras. Ya que nos ponemos, ya que me pones, que la lujuria nos lleve al otro lado de la existencia, el más notable. Porque nadie quiere que eso acabe, esa es la verdad. La vida es placentera en un rincón, el que te proporciona el cuerpo ajeno y propio, incluso en el amor que crece a través del sexo. En el amor que es temporal y sin embargo duradero. Bienvenido a la lista sensual definitiva.

Antes de terminar nuestro largo repaso por todas las canciones para hacer el amor que nos encantan, queremos hacer un recorrido especial por todas las décadas, porque aunque amamos las canciones antiguas, facilitando la posibilidad de conocer artistas nuevos. Una lista variada donde las canciones en francés son la norma, gracias a ser un idioma bastante especial para favorecer la práctica del sexo.

Marvin Gaye – Sexual Healing

Marvin Gaye – Sexual Healing

El sexo no es uno, aunque nos una. Sin embargo, hay canciones que nos pertenecen a todos, a pesar de la edad, a pesar de la experiencia. Tal es el caso del maestro Marvin Gaye en nuestro imaginario colectivo. En la historia de la música como uno de los grandes hacedores de himnos con los que hacer el amor, lo cierto es que su repertorio es infinito. Uno de los artistas más polifacéticos de su género y con mayor cantidad de temazos. Puede que el tópico le haya hecho algo de daño, como a Barry White, pero es lo que tiene saber. Marvin Gaye sabía hacer canciones para hacer el amor. Este es un ejemplo clásico, y por eso empezamos por él.

Wise Blood – Darlin’ You’re Sweet

Wise Blood – Darlin' You're Sweet

En todo caso, creemos que la gracia de esta lista musical es sin duda la mezcla. Lo nuevo con lo viejo. Todo lo conocido con todo lo desconocido. Lo esperado con lo inesperado.

Wise Blood sorprendió a muchos en el año 2011 con un álbum claramente orientado al sexo. Escucha esta canción si no. Darlin’ You’re Sweet invita a quererse. A quererse lentamente. La base, introducida a paso lento, penetra en el interior a ritmo lento, pero constante. Entre susurros y coros nunca ajenos a la voluntad. Está invitando a los oyentes, ¿ellos no lo notan?

The Moody Blues – Nights In White Satin

The Moody Blues – Nights In White Satin

Otro gran clásico. Poco se puede decir de él, salvo que el tiempo también le ha hecho algo de daño. El tiempo o las parodias. En cualquier caso, las noches de blanco satén siempre son entrañables. Si bien todos preferimos nuestros cuerpos en la desnudez (al menos en la de los cuerpos de otros), el satén tiene otro encanto. El encanto del brillo exterior y el algodón, como hacerlo con la ropa interior aún puesta, pero en plan romántico.

Serge Gainsbourg & Jane Birkin – Je T’Aime Moi Non Plus

Serge Gainsbourg & Jane Birkin – Je T'Aime Moi Non Plus

Apaga la luz. Acércate. Presta atención a los sonidos y a ese tacto ajeno al tuyo. Busca la cremallera. Encuentra la abertura del sujetador. Baja su ropa interior. Bésala en su ombligo, lámele el oído. Y todo esto sólo sugerido por los primeros compases de Je T’Aime Moi Non Plus en medio de un guateque a oscuras, la gran canción del onanismo mutuo (porque existe). Serge Gainsbourg era un experto en la creación de temas (entonces) resbaladizos, y aquí tocó uno de sus techos, en gran parte gracias a los jadeos de Jane Birkin.

En un futuro del pasado se hizo pública la versión original grabada por Brigitte Bardot. Ambas merecen la pena. Las dos son muy buenas canciones para hacer el amor. Siendo iguales, son diferentes. La Bardot le pidió a Gainsbourg que nunca la publicara, por cuestiones relacionadas con el calcio, pero el tiempo nos ha permitido conocer ambas canciones y optar por la que más nos guste.

Donna Summer – Love To Love You Baby

Donna Summer – Love To Love You Baby

Donna Summer es otra de esas artistas ligadas al placer. La música negra no oculta sus pretensiones, porque ellos saben hacer esta clase de cosas con estilo, encanto y buen hacer. Puede que el tiempo la haya hecho envejecer algo peor (por sobreexposición), pero no se puede obviar tal obra para hacer bien el amor.

Barry White – Can’t Get Enough Of Your Love, Babe

Barry White – Can't Get Enough Of Your Love, Babe

Como tampoco se debe olvidar a Barry White. El rey de la música sexual, erótica y festiva, sin ninguna duda. No importa el idioma. Tampoco importa si sabes inglés o no. No, porque en el amor, es así, ninguno de los dos puede tener suficiente del otro, y por eso muchas veces no quieren que acabe nunca, el sexo. Eso es lo que tiene el sexo en sí, que nunca quieres que termine.

Al Green – Simply Beautiful

Al Green – Simply Beautiful

Porque es algo bello, y cuanto más cerdo más bello. Sucio, porque lo sucio también es romántico. Y por tanto, lo romántico también es sucio. Pero si es sucio no tiene por qué ser romántico, y viceversa. El sexo siempre es único (o debería). Por eso podemos recurrir a él en nuestros recuerdos y volver a vivirlo de formas distintas. Y eso también es lo malo. El cerebro puede tener sexo cuando quiera, el cuerpo no (eso no lo digo yo, lo dijo Javier Cansado, creo). Para eso está la música, también, para recrear cada momento una y otra vez, hasta desaparecer (mentalmente y por sólo unos segundos).

Spandau Ballet – True

Spandau Ballet – True

Mmmh, mmmh. Ah, ah. Huh, huh. ¿Qué más necesitas para la práctica sexual?, donde todo tiende a multiplicarse (… seguramente alguna cosa más necesites, sí). Si el ritmo es sincopado y la mente está en el sitio en el que debe estar, lo que se siente es de verdad.

Sade – By Your Side

Sade – By Your Side

By Your Side, una canción para hacer el amor que aparecía con cierta frecuencia en Sexo en Nueva York, nos traslada al sexo romántico, al romántico que se termina. Es una despedida, de algún modo. Porque es triste, en su lenta pasión. Sade se coronó musicalmente con este tema, y la HBO lo remató de tanto usarlo. Una vez pasado el tiempo, eso no está nada mal.

Musiq Soulchild & Aaries – Forthenight

Musiq Soulchild & Aaries – Forthenight

Pero no todo ha de ser romántico. Aunque todo lo es, sin serlo. Ya lo hemos dicho. En cualquier caso, también se debe disfrutar del sexo de una noche, porque es tan caliente y memorable como el resto, y no necesariamente más acelerado. Acumulas tanta presión derivada del cuerpo del otro ser, que sientes esa explosión cuando esta tiene que llegar. Tras los besos, tras los roces, tras las bromas, los mordiscos y desconoceros. Después del jugueteo y la conquista (a veces inesperada), llega el viaje a casa, a un desconocido baño o a un rincón oscuro. Entonces se desata la pasión nocturna que recrea Musiq en Forthenight. Neo-soul del mejor nivel.

Sigue descubriendo canciones que escuchar mientras haces el amor en función de lo que busques exactamente, ya que a continuación te mostramos variedad. Pero antes de que sigas descubriendo, te dejamos, además, otras listas de interés en los enlaces siguientes.

George Michael – Father Figure

George Michael – Father Figure

Aunque el título no invita al erotismo (al menos no para el que suscribe), ahí está la canción de George Michael, otro experto de la música más sensual (y el primero blanco de la lista). Volverá a aparecer en las siguientes páginas, así que si te gusta o quieres conocer qué canciones serán, permanece atentos y pulsa en la página 3 (debajo de Posts relacionados).

John Legend – I Love, You Love

John Legend – I Love, You Love

Volvemos a la relajación. Incluso a esa tristeza melancólica de los cuerpos que se separan. Esos cuerpos que se abrazan tras cansarse de tanto placer. Que se miran y se callan, porque ya no tienen nada que decir. Porque ya saben todo lo que tienen que saber, porque aunque no lo sepan, en el sexo sí ha quedado demostrado.

Otis Redding – Try A Little Tenderness

Otis Redding – Try A Little Tenderness

Otro maestro, Otis Redding. Sin embargo, él manejaba otra clase de argumentos sensuales. También es hacer el amor, pero no de la misma manera. Te está diciendo cómo, como si supiera lo que necesitas dar o recibir. Hazle caso.

Día Sexto – La Curva

Día Sexto - La Curva

Y entonces va y se acaba. Si eres hombre, en general, llega el vacío existencial. Irreconocible, pero patente. La mente se nubla, la vista no. ¿O tal vez se aclara y se clarea? Se levanta y se va, pero tu cuerpo se queda. Toda esa enorme construcción se derrumba, de golpe, mientras la respiración entrecortada de los dos no cesa. A veces la letra no importa. Otras veces es justo la clave cuando lo que buscamos son canciones para hacer el amor.

Faith Evans – I Love You

Faith Evans – I Love You

Pero entonces te rehaces y todo vuelve a la normalidad anterior. Vuelven las ganas, se aleja el vacío. Vuelves a estar lleno, vuelves a querer. Y entonces, de pronto, la lista parece que se acaba, pero no.

Frank Ocean – Novacane

Frank Ocean – Novacane

El sexo con frecuencia sufre de altibajos. No siempre se puede estar arriba, aunque pocas veces se está abajo. Sea como sea, hay que terminar con la monotonía, hay que comenzar la diversión. Probar algo diferente, inesperado y agradable por distinto. El neo-soul te ofrece eso. Sus ritmos, sus letras y sus voces nocturnas no te harán bailar, al menos no de la forma más habitual.

Air Supply – Making Love Out Pf Nothing At All

Air Supply – Making Love Out of Nothing at All

El título lo dice todo. ¿Para qué hacer más hincapié en el tema? Tal vez para hablar de la melodía que sigue a la letra. Es algo ingenua, pero hay quien también quiere disfrutar del sexo así. No hay que poner palos a las ruedas: si los protagonistas lo quieren así, que lo disfruten. A veces la música de los 80 se cuela entre nosotros y nos encontramos con sorpresas así. Atención a la portada. Sobran las palabras.

Ginuwine – In Those Jeans

Ginuwine – In Those Jeans

R&B, soul, neo-soul o hip hop. Lo que sea. Son los que mejor manejan estos tempos. Ginuwine triunfó una vez más (y puede que la última) en el año 2003 con este tema, In Those Jeans. Un título que da un paisaje claro del argumento principal de la canción. Superficial, pero qué quieres. ¿Follar escuchando a Raimon funcionaría igual?

Usher – Burn

Usher – Burn

Otro experto en la materia es Usher. Famoso en algunos países por el Yeah! de Lil’ Jon. Famoso en otros países por You Remind Me (de hace bastantes años). Sin embargo, en Estado Unidos fue todo un éxito de principio a fin, rematado con el álbum Confessions (donde también está ese Yeah!). Una apología al erotismo, amante de los susurros al oído (ya desde la propia portada). Usher quiere hacerte arder, pero bien.

Al Green – Let’s Stay Together

Al Green – Let's Stay Together

Aunque en eso Al Green sigue siendo el más experto. En arder, porque lo hace como sin querer. Let’s Stay Together es un clásico, en todos los sentidos musicales. Pero, sobre todo, en este, el sexual. En definitiva, una de las canciones para hacer el amor más utilizadas y mencionadas en estos términos.

Esos vientos, esa batería, esa voz. Como ya hemos dicho con otras canciones, la clave está en el ritmo. Es lento, pero de repente aumenta (y apenas lo sentimos, aunque nuestros cuerpos sí). Hay quien lo querrá más agresivo, pero en estas cosas hay que ir sin prisas, porque todo llega.

Tommy James & The Shondells – Crimson And Clover

Tommy James & The Shondells – Crimson And Clover

Tómate tu tiempo. Dedica algo de espacio a los preliminares. Preocúpate de ti al tomar al otro. Preocúpate del otro al pensar en ti. Esa es la diferencia entre tocarte solo y que te toquen. Crimson And Clover, un clásico desconocido para muchos. Así son también los cuerpos desnudos. Todos tenemos una idea de cómo serán, pero disfrutamos de la sorpresa de volver a ver uno desnudo.

Jay Z – Girls, Girls, Girls

Jay Z – Girls, Girls, Girls

En esta lista donde por el momento hay mayoría de voces masculinas, no podía faltar este título. Pero la verdad es que si se cambiara el Girls por el Boys, en muchos sentidos el resultado sería el mismo. Jay Z, nacido en el 69, lanzó este single antes de conocer a Beyoncé, cuando todavía se preocupaba por rapear más de 3 minutos seguidos. Luego le bastó con hacer colaboraciones y acumular riqueza.

En cualquier caso, este rap romántico es uno de los más atractivos cuando hablamos de música para hacer el amor. La base, principal valor de Girls, Girls, Girls, aparece en un remix de un tema de 2Pac, y casi que mejora.

Diana Ross – Love Hangover

Diana Ross – Love Hangover

Pero ahí está Diana Ross. Un mito musical, aunque tal vez con una canción no tan conocida. La resaca del amor, un título que en español te da bajón, es lo que indica su propio nombre. Emborracharse en sexo te deja la cabeza llena de pensamientos a veces inesperados. Y ya se sabe: en caso de resaca, sobre todo si es muy fuerte, lo mejor es volver a beber (o tener sexo). Bajo tu responsabilidad, claro (quiero decir: con protección).

Bryan Ferry – Slave To Love

Bryan Ferry – Slave To Love

Otro título que al traducirse se volvería hortera. Aunque, siendo honestos, los románticos de los 80 lo eran. Pero no debemos temer lo que es hortera, si nos viene bien en un momento dado. Esa es la gracia de la intimidad, que te permite disfrutar de lo que a ti te gusta. Un placer culpable, uno más de todos los que aquí veremos (porque hay más). Bryan Ferry abandonó la formación de Roxy Music, pero mantuvo el estilo sensual de aquellos. Para muestra un botón (aunque no lo pulses como tal).

José Feliciano – Light My Fire

José Feliciano – Light My Fire

¿José Feliciano dando amor fuerte? ¡Qué inesperado momento! Acostumbrado como nos tenía a Candilejas y esas cosas. Pero claro, es que la canción no es suya, es de The Doors. ¿Y por qué no poner la versión de The Doors, entonces? Pues bien, hemos optado por Feliciano, en realidad, porque se requieren de menos estupefacientes para disfrutarla en medio del tema. Pero oye, si antes de empezar, le dais a la mandanga, a tope con The Doors (y no olvidaros de los Pink Floyd). Lo importante es escoger lo que mejor os venga. Aquí sólo recomendamos y damos ideas.

Ringside – Feel So Alone

Ringside – Feel So Alone

Oh, sí, claro que sí. ¿O no? Primero escucha el comienzo de Feel So Alone, después lee el comienzo de esta descripción. ¿Ahora lo entiendes? Sentirse tan solo, a veces, nos vuelve vulnerables. Requerimos de alguien de nuestro pasado, de alguien que es desconocido. Lo necesitamos, físicamente, pero también mentalmente. No es que seas una persona fácil, es que no siempre estás tan preparado para protegerte de ti mismo.

The Neighbourhood – Sweater Weather

The Neighbourhood – Sweater Weather

Volvemos al sudor. Con una voz andrógina que juega en tu beneficio. Aumentamos el ritmo, y se agradece. Poco a poco, como siempre, vamos llegando al final, pero todavía queda tiempo. ¿Acaso quieres terminar con todo ya? Disfrutemos de la intensidad, frenémosla, volvamos a llegar, así sin parar hasta que no resulte necesario.

Mary J. Blige & Ja Rule – Rainy Dayz

Mary J. Blige & Ja Rule – Rainy Dayz

Y otra vez con calma. Hasta con algo de melancolía. Rainy Dayz no es una canción para hacer el amor en sí misma. Fue creada para otras aficiones, pero sí que tiene amor en sus palabras y en su melodía. Además el juego de dos voces favorece al ritmo intercambiable. A veces una encima de la otra, a veces a la vez (según el estribillo o las estrofas). Del periodo de mayor éxito de Ja Rule nacieron varias colaboraciones que explotaron su carrera hasta hacerle desaparecer (prácticamente). Este tema, junto al que cantó con Jennifer López, es uno de esos éxitos.

Robin Thicke – Sex Therapy

Robin Thicke – Sex Therapy

No temas hacer el ridículo. En el sexo es bien sencillo (temerlo, digo). Estamos desnudos en todos los sentidos y eso, a muchos, les vuelve más frágiles. No apagues la luz, no te tapes el cuerpo con las manos o los brazos. Tampoco hace falta que te tapes bajo la manta (si no hace frío, y si lo hace… bueno: pronto os calentaréis el uno al otro, ¿no?).

Juancho Marqués – Química

Juancho Marqués – Química

Una canción en español requiere de menos explicaciones, supongo. Al principio puede que te suene extraña (si no has escuchado nunca nada de Juancho Marqués o de otros artistas similares), pero pronto acabarás dejándote llevar. La letra invita a ello, pero también la base, una vez más. En este caso se trata de una canción que habla sobre las ex parejas que se vuelven a encontrar (aparentemente).

Nelly & Kelly Rowland – Dilemma

Nelly & Kelly Rowland – Dilemma

Dilemma fue un single de Nelly, con la colaboración en solitario de Kelly Rowland (Destiny’s Child). La canción está basada en la base de una canción de 1983. Love, Need And Want You, de Patti LaBelle, y también utiliza algunas partes de su letra. De hecho, en el video de este tema, Patti LaBelle hace el papel de madre de Rowland.

Marvin Gaye – Let’s Get It On

Marvin Gaye – Let's Get It On

Marvin regresa a nuestra lista. Y lo da todo. Si esto no es un temazo, que baje Jack Black (del escenario) y lo versione. Sólo así convencerá a sus haters de todo lo que es capaz de hacer. Es tan famosa, esta Let’s Get It On, que casi resulta ofensivo comentar anécdotas de su composición o del artista, del que ya se sabe casi todo.

2Pac – How Do You Want It

2Pac – How Do You Want It

Como con 2Pac, aunque a 2Pac no lo mató su padre (si es que además alguna vez lo conoció). How Do You Want It te pregunta cómo lo quieres, así que lo mejor es dejarse llevar, también aquí. La letra no se corta un pelo. Es tan explícita como puede, aunque el vídeo no supera la explicitud de, por ejemplo, el famoso vídeo de N.E.R.D. con su Lapdance (de cuando Pharrel Williams aún no era feliz).

Nacho Vegas – Dry Maritini, S. A.

Nacho Vegas – Dry Maritini, S. A.

Pero es momento de volver a la música en español. Dry Martiny, S. A. (de sexo anal, según parece indicar la letra), es un rara avis en la discografía de Nacho Vegas, tanto que llegó a ser su primer single en un álbum considerado aún hoy como su peor trabajo (a pesar de ser el menos aburrido en el global total a fecha de publicación de esta lista de canciones para hacer el amor).

Stone Sour – Wicked Game (Live Acoustic)

Stone Sour – Wicked Game (Live Acoustic)

Una vez más, optamos por una versión y no por la versión original. No por nada, en realidad, salvo por lo sobada que está la de Chris Isaak. No en vano, hablamos de una canción del año 1989 que ha sido usada ininterrumpidamente en miles de películas, anuncios y en la radio a todas horas.

Toni Braxton – Un-Break My Heart

Toni Braxton – Un-Break My Heart

¿Y por qué entonces sí añadir a Toni Braxton con Un-Break My Heart? Porque la versión de Il Divo es aún peor y se ha comido lo que hasta entonces había sido sobeteado en la versión original.

En todo caso, Toni Braxton llegó a considerarse un mito sexual, aunque su éxito a nivel mundial no dio para muchos planteamientos más a ese respecto.  Ahora sobrevive como personaje televisivo entre otras Braxton, y de vez en cuando saca un nuevo álbum (sin demasiado seguimiento, aunque otras veces sí).

Beyoncé – Halo

Beyoncé – Halo

Y tal vez todo venga derivado de una especie de sucesora de Braxton. Beyoncé, también miembro de las Destiny’s Child, pronto destacó entre sus compañeras (y no sólo en solitario). Halo es uno de sus primeros singles no bailables, al menos no en posición vertical (si no se usaba esta expresión no era una buena lista de canciones para hacer el amor escuchándolas). Una cuidada producción, unida a la voz de la cantante, hacen el resto, o lo echan.

Mario – Let Me Love You

Mario – Let Me Love You

Con un nombre tan genérico (al menos en español), Mario consiguió un moderado éxito en Estados Unidos. En los últimos estertores del R&B (visto lo visto ahora), muchos artistas consiguieron producir buenas melodías perecederas, al compararse con otras canciones contemporáneas del periodo. Aun así, no se deben despreciar.

Usher – Confessions Part II

Usher – Confessions Part II

Pero claro, si comparamos a Mario con Usher, parece claro quién es escogido (siempre hablando desde lo musical). La segunda parte de Confessions, canción homónima del álbum, sigue el mismo estilo de Burn, aunque es un poco más suave (si cabe). Disculpa cada juego de palabras, sale sin querer (vaya, ha vuelto a pasar).

Teddy Pendergrass – Turn Off The Lights

Teddy Pendergrass – Turn off the Lights

Seguimos recomendando música negra, aunque en este caso regresamos a sus inicios. Apaga las luces, de Teddy Pendergrass, es todo un clásico. Al menos para el tema que estamos tratando. Si no conoces Turn Off The Lights, prueba a usarla con las luces que prefieras mantener.

Jefferson Starship – Miracles

Jefferson Starship – Miracles

Si lo haces a oscuras, tal vez creas que es un milagro haber acertado en cada paso que has debido dar. Si lo has hecho con la luz encendida, lo más probable es que el milagro sea comprender cómo ha pasado todo. Conocer a alguien y gustarse, aprenderse el cuerpo del otro con la práctica. Milagros de la piel.

Bon Iver – Calgary

Bon Iver – Calgary

Y como nos hemos puesto tan trascendentales, toca abstraerse del sexo. Nos vamos por el otro lado, el cerebral. Porque este también cuenta (y puede que el que más, sin que él nos deje saberlo). La concentración. La pertenencia. Toda la calma que precede y que procede.

perfecta también para formar parte de nuestra lista de canciones tranquilas de no ser porque la limitamos a la década de los 2000

James Blake – The Wilhelm Scream

James Blake – The Wilhelm Scream

El grito de Wilhelm es un efecto de sonido de stock usado por primera vez en 1951 en la película Tambores lejanos. Ha aparecido en decenas de películas desde entonces. Esto es lo que dice Wikipedia. Nosotros no entramos en su definición real, sólo en la versión que toma James Blake para cantar así. Puede que ya no le recuerdes, pero fue todo un éxito en su momento (no hace mucho).

George Michael – I Want Your Sex

George Michael – I Want Your Sex

Así que toca regresar a lo explícito. A George Michael. Unas letras que, seguramente, reflejaban perfectamente lo que entonces él vivía. Trasladarlo a lo lírico no siempre es fácil. Aunque desde aquí reivindicamos el ridículo (para robar trascendencia al acto en sí), a veces le sienta muy bien hacerlo tan bien.

Roxy Music – Avalon

Roxy Music – Avalon

Avalón es una isla mitólogica celta llena de hadas. Hasta donde se sabe, no existe una canción que haga una referencia al monte de Venus como lugar mitológico, pero sí a la magia generada por las hadas y las musas. Pero vamos, que tampoco hay que buscarle un gran significado a esta canción del año 1982.

Isobel Campbell & Mark Lanegan – Come On Over (Turn Me On)

Isobel Campbell & Mark Lanegan – Come On Over (Turn Me On)

Uno de los dúos más atractivos del nuevo siglo lo formaron Isobel Campbell y Mark Lanegan. En esta lista de canciones para hacer el amor aparecerán dos veces, y las dos veces mereciéndolo. En este caso se trata de un tema de su segundo álbum. En una traducción algo libre, el título viene a decir: ven aquí (ponme). O me pones. Pero queda claro, ¿no? La letra y las voces juegan en esa liga de los seres extraordinarios y nosotros la disfrutamos a través de los oídos.

Jane Birkin & Serge Gainsbourg – La Décadanse

Jane Birkin & Serge Gainsbourg – La Décadanse

Birkin y Gainsbourg también vuelven a aparecer, aunque aquí cambiando el orden de sus nombres. Le decadencia como concepto tiene muchos significados. Uno de ellos puede ser el de encontrarse en una cama agotados. Otro el de beber como unos descosidos. O llevar una vida bohemia sin límites. O todo junto e incluso a la vez.

Ahora que Jane Birkin ha grabado un álbum en directo versionando temas propios y de Gainsbourg con una orquesta detrás, no está de más reivindicar otros temas pasados.

Foreigner – I Want To Know What Love Is

Foreigner – I Want To Know What Love Is

Otro placer culpable. Como la mayoría de canciones ochenteras. En este caso, para el que suscribe, el encanto del tema de Foreigner aparece tras visionar Fucking Amal. En esta película sueca, dirigda por Lukas Moodyson, suenan aumentados los compases de esta melodía en un momento inesperado. Y además de eso la letra, que también ofrece incentivos erótico festivos.

Black Kids – Hurricane Jane

Black Kids – Hurricane Jane

Hurricane Jane empieza prácticamente diciendo: “Te quiero aquí dentro de mi”. ¿Qué más razones necesitas? Black Kids forman parte de esta lista por méritos propios. Aunque en Muros de absenta preferimos la de: “Es viernes noche y no tengo a nadie, ¿de qué sirve hacer la cama?”. Luego el estribillo se repite y ya que cada uno lo disfrute como mejor le convenga.

Ashanti – Foolish

Ashanti – Foolish

Ashanti fue una artista prometedora. Triunfaba tanto en sus colaboraciones con Ja Rule, que llegó a protagonizar varias películas (creo recordar que producidas por la MTV, incluso). Sin embargo, con la publicación de su primer álbum en solitario, casi todo el humo se esfumó. De aquella época nos queda Foolish. Producida por Murder Inc., obtuvo cierta fama como single y permitió un intento de mayor éxito truncado por el tiempo y el olvido.

Élodie Frégé – La Ceinture

Élodie Frégé – La Ceinture

Qué bien funciona la música francesa para estos menesteres. Es así, las canciones para hacer el amor en francés tienen una sensualidad especial, aunque eso ya lo sabe todo el mundo.

En este caso hablamos de una composición de Benjamin Biolay (sucesor espiritual de Gainsbourg). A la voz, tenemos a Élodie Frégé, una especie de triunfita francesa, para entendernos. Si no queréis spoiler del argumento lírico de La Ceinture, ved el vídeo antes de seguir leyendo, porque he ahí, en cierto modo, la gracia de una canción que, sin ese detalle, también formaría parte de la lista. Sólo que el detalle tal vez excite las mentes de algunos… ejem… cerdos.

Massive Attack – Angel

Massive Attack – Angel

Massive Attack es una de las bandas más consideradas del trip hop. Este género tiene su cosa. No es electrónica, no es hip hop, pero es electrónica y en función del cantante es hip hop o no. No tan famosa como Teardrop (en parte por el éxito de House), pero muy famosa. De hecho, a finales de los 90 e inicios de los 2000 su éxito era arrollador. No había banda sonora que se les resistiera. Es una canción algo oscura, con toques rock. Una oscuridad interesante.

Tank & Ja Rule – Race Against Time Part 2

Tank & Ja Rule – Race Against Time Part 2

De cuando la saga Furious se llamaba A todo gas, porque nadie creía que iba a dar para enésimas partes. Eran otros tiempos. Nacían  guiones con muy mala crítica y mucha taquilla. Nada que ver con lo que pasa ahora.

Ja Rule participó en esta primera parte (como uno de los conductores de la primera carrera). Su papel es lamentable y su actuación peor. Nadie sabe, sin embargo, si formó parte del trato al añadir la banda sonora. Seguramente no, más bien aprovecharon su fama a nivel territorial y le sacaron en la peli. De hecho, DMX tuvo algo similar con Nacer para morir. En definitiva, dos claros casos de músicos que no tendrían que haber intentado ser actores.

Tyrese – Signs Of Love Makin’

Tyrese – Signs Of Love Makin

¿Casualidad? En realidad no. Tyrese es otro de esos cantantes que acabó actuando, sólo que con mayor éxito. De hecho protagoniza o forma parte de la saga Furious. Su papel, en un principio, venía a sustituir a Vin Diesel. Es de suponer que Diesel rechazase participar en una segunda parte de algo que en aquella época no apuntaba maneras. En cambio, fue volver él, y la cosa despuntó mucho más. En todo caso, es una saga fiel a sus seguidores: mantiene a los protagonistas de cada parte tras 8 episodios. Un servidor se quedó en la tercera o la cuarta parte y ya no ha visto más.

Nicki Minaj – Your Love

Nicki Minaj – Your Love

Nicky Minaj no es sólo baile. No todo es mover el culo (bueno, en realidad sí). También sabe ponerse cariñosa y cantar despacito. Your Love es un claro ejemplo. Estaba petándolo muy fuerte en solitario y entre colaboraciones. Era la reina de las discotecas a nivel mundial, pero también tenía su corazoncito melancólico y enamorado.

A pesar del tiempo entre Ashanti y Nicki Minaj (unos 8 años), Your Love se acerca mucho más a ese tipo de R&B que al actual (si es que actualmente existe). Sí, sí existe, pero no en los singles habituales de Minaj.

Alex Vargas – Shackled Up

Alex Vargas – Shackled Up

Y volvemos a este siglo. Alex Vargas es un cantante de éxito ascendente que cada nuevo single demuestra una mayor capacidad de asombro para que no espera nada de él. De hecho, ya le dedicamos unas palabras en ese sentido (disponibles en el enlace). Shackled Up es uno de los primeros grandes éxitos de Vargas, un tema cadencioso y claramente pop. Sus falsettos harán las delicias de muchos.

Baby Bash & Frankie J – Suga Suga

Baby Bash & Frankie J – Suga Suga

Ahora Suga Suga es más famosa en el mundo entero que en su momento original. Así es la vida, a veces. Pero bueno, la verdad es que en Estados Unidos gozó de cierto éxito. Tenía todo lo que requería un éxito en su época. Igual que su remix tiene todo lo que esta época requiere. No es tan sencillo como parece, pero es así de simple conseguir hacer música para hacer el amor de cierto empaque.

Quién pudiera haber aprendido técnicas para mezclar canciones viejas y poder hacerlas nuevas. Una lástima carecer de tanto talento para esto. En cambio para opinar, escuchar y volver a opinar no se necesita nada de eso. Todo vale, y si prefieres la versión original, aquí te la recomendamos.

Alicia Keys – If I Ain’t Got You

Alicia Keys – If I Ain't Got You

¿Su sucesora? Creo que le gustaría. Su voz, una gran voz, no llega al mismo tono, pero en cierto sentido quién sabe. Alicia Keys lleva mucho tiempo entre nosotros y siempre se ha mantenido como una gran artista. Si bien ha sufrido altibajos en su carrera, nunca lo suficientemente duros como para no poder volver a levantarse. Últimamente le presta atención a otras facetas de su vida, dentro de la música y el ámbito público, pero supongo que es normal. La madurez y el uso de internet. Estamos más cerca que nunca de nuestros famosos (y ellos de nosotros, sus desconocidos).

Dr. Hook – Sharing The Night Together

Dr. Hook – Sharing The Night Together

Volvemos a los años de nuestros padres (ya hasta abuelos). Cuando llevar un copón en la mano era considerado sexy. O de cuando la seda estaba más de moda que nunca. De cuando las parejas se tumbaban sobre una alfombra de oso frente a una chimenea. Todo muy sensual, sí.

Dr. Hook no tiene nada que ver con Dr. Who, aunque cada vez que le hablo de la serie a mi padre éste crea que hablo del grupo. En España dos de sus singles tuvieron un reconocimiento considerable y reivindicable. De la música más aceptable de su estilo, en verdad.

Prince & The Revolution – Purple Rain

Prince & The Revolution – Purple Rain

Pero si hablamos de falsettos, nos tenemos que rendir a Prince. El artista recientemente fallecido anteriormente conocido como Prince. Prince hizo un temazo aquí. Un himno. Una auténtica invitación a hacer guarradas. Hace tiempo me llegó un rumor sobre su traducción al español. Se decía que Purple Rain significaba lluvia dorada. De ser así, me bajo de este pedestal erótico y me dedico a otros menesteres más amables para mi anticuado gusto.

George Michael – Careless Whisper

George Michael – Careless Whisper

Porque, ¿qué hay mejor que un susurro al oído? Es algo mucho más aceptable. Por el amor de Dios. Nos ponemos cochinos y no nos ponemos límites.

Ahora en serio: a tope con ello, si os gusta. Yo no lo he probado, pero ya sé que no me interesa para nada. Salud.

James Brown – It’s A Man’s Man’s Man’s World

James Brown – It's A Man's Man's Man's World

Atención a la opinión de un usuario de Rate Your Music:

Tenía sólo 15 años cuando escuché esta emotiva balada durante mis primeras vacaciones en un campamento de verano para adolescentes. Este tipo de voz negra tan varonil en un lento ritmo me maravilló desde el principio. La forma en que James Brown grita “He’s Lost” al final es realmente impresionante. Simplemente una de las mejores baladas de funk-soul que se han escrito. Auténtica música para hacer el amor.

The Doors – The Crystal Ship

The Doors – The Crystal Ship

Entre las canciones para hacer el amor escogidas hasta este momento, una versión de una canción de The Doors ya había aparecido. Si bien os dimos una explicación, no podíamos olvidarnos del gran grupo norteamericano. Porque The Doors representa demasiadas cosas en la música. Son uno de esos hitos que aparecen pocas veces (aunque en su momento aparecieron más que nunca). Eran capaces de encender cualquier clase de llama.

The Crystal Ship es tan, tan sensual, que más tarde la versionaría Duran Duran (que iban de lo que iban).  Preferimos esta versión. Según John Densmore (co-autor del tema), Jim Morrison escribió The Crystal Ship para Mary Werbelow en 1964, una chica a la que estaba a punto de dejar. La canción era una especie de despedida para un amor que estaba a punto de terminar.

Nota: Esas son las palabras usadas por Densmore, nosotros sólo traducimos al castellano.

The Pointer Sisters – Slow Hand

The Pointer Sisters – Slow Hand

Una de esas bandas longevas que tuvieron varios éxitos en diferentes periodos o décadas de la historia. Slow Hands triunfó a principio de los 80, cuando fue publicada. Sin embargo, muchos reconocerán a The Pointer Sisters como uno de esos tríos de R&B nacidos a finales de los 60 y con una gran proyección para convertirse en un éxito de la música de los 70 en inglés.

Nina Simone – I Put A Spell On You

Nina Simone – I Put A Spell On You

Nina Simone es la mejor. Eso lo sabe todo el mundo. Da igual si versiona, si compone una canción original, si canta las de otros. No importa, porque siempre la hace suya. I Put A Spell On You, en su versión más famosa, es muy especial (única). Sin embargo, la versión de Nina Simone nos hace partícipes de su encanto de una manera mucho más íntima. Aunque no debemos confundir intimidad con intimismo, en este caso concreto estaríamos ante ambas circunstancias al mismo tiempo.

Leona Lewis – Bleeding Love

Leona Lewis – Bleeding Love

Pero no sólo de artistas imperecederas viven el hombre y la mujer. Leona Lewis hizo sus pinitos, los plantó y más tarde desapareció para nosotros. Es casi seguro que sigue con su carrera, pero aquí ya no nos llega si no la buscamos. En cualquier caso, Bleeding Love es una buena canción para hacer el amor mientras la escuchamos.

Santana – Europa (Earth’s Cry Heaven’s Smile)

Santana – Europa (Earth's Cry Heaven's Smile)

Carlos Santana vuelve cada cierto tiempo, él también. Se lleva un Grammy, colabora con quien quiere y se vuelve a marchar. Sin embargo, antes de todo eso, hacía solos con su guitarra y todo el mundo quedaba atónito. Un auténtico maestro de la eléctrica.

No entramos a valorar si es el mejor, porque en este ámbito hay grandísimos guitarristas. De todas formas, no se puede negar que él también lo es, y si ya lo quieres coronar como el mejor guitarrista de guitarra eléctrica en música latina, pues ahí lo llevas.

Percy Sledge – When A Man Loves A Woman

Percy Sledge – When A Man Loves A Woman

¿Creías que no iba a estar? No te decepcionaremos. Es un clásico del erotismo y del romanticismo. Se ha usado cientos de veces en escenas tórridas por algo, eso está claro. Percy Sledge no sabría entonces que acababa de crear un himno sensual más a añadir a esta lista, ni mucho menos que sería versionado, traducido y cantado otras tantas veces como escuchada a lo largo del mundo.

The Rolling Stones – Beast Of Burden

The Rolling Stones – Beast Of Burden

En cambio, ver aquí a The Rolling Stones puede extrañar a alguno, a pesar de ser una de las bandas con más éxitos de los 70. No destacan por los temas sensuales. O sí, pero no como este. Beast Of Burden se traduce como bestia de carga. Y ya, porque en sí la letra no tiene ninguna relación con este tono sexual que estamos imponiendo en nuestra lista. Supongo que a veces basta con dejarse llevar. A nosotros, al escucharla, nos parece que combina bien con el resto de prendas que vestimos a su lado.

Magnet & Gemma Hayes – Lay Lady Lay

Magnet & Gemma Hayes – Lay Lady Lay

Y ya que nos ponemos clásicos, un clásico modificado. Puede que hasta mejorado. Es lo que tienen los clásicos, que los tienes versionados en todos los colores. Magnet se unió a nuestra apreciada Gemma Hayes para personalizar el tema de Bob Dylan, uno de los grandes clásicos de la música de los 60, y darle un toque diferente, en pareja. Cada uno con su voz, con una estrofa diferente y añadiendo el estribillo. Esta sí que es una invitación al coito (más o menos).

Madonna – Justify My Love

Madonna – Justify My Love

Poco a poco vamos llegando al final de nuestra amada lista, y con él también aparecen más lugares comunes, aunque como siempre decimos, eso no tiene por qué ser algo negativo. Madonna siempre ha usado la sexualidad en sus canciones, en sus vídeos y hasta en las creencias. Nadie debería sorprenderse al verla aquí, aunque su nada destacada faceta como actriz a veces la limita a ella como mito erótico (si es que alguna vez quiso serlo). Es la reína del pop, nadie se lo niega, y la reina también tiene derecho a estar entre tanto rey del soul y el R&B.

Terence Trent D’Arby – Sign Your Name

Terence Trent D'Arby – Sign Your Name

El hombre con el nombre menos apreciado por los tartamudos y nerviosos. Uno más de esos artistas de los años 80 que obtuvo un éxito enorme y que después de aquello desapareció (para nosotros). Lo sorprendente de estos casos, visto ahora, es cómo con una sola canción ya estaban de viaje por el planeta en busca de conciertos, playbacks en televisiones y firmas de discos. Ahora resulta casi impensable ver a un cantante o grupo viajando lejos de su país con una sola canción en su mochila. Si al menos alguna vez se hubiera demostrado que tenían algún tema más a destacar entre su repertorio.

Tweet & Missy Elliott – Oops (Oh My)

Tweet & Missy Elliott – Oops (Oh My)

Missy Elliot es una de las raperas más distintivas y únicas del panorama musical estadounidense y eso tiene mucho mérito si además añadimos que aún hoy se mantiene en la brecha comercial tras todos los años que han pasado. Aquí, en Oops (Oh My) se nota muchísimo la mano de Timbaland (aún sin saber si es él quien produce el tema), y el paso de Missy Elliot es más bien testimonial, como si de una ayuda a Tweet se tratase. Tweet, en el mismo año en el que Ashanti y muchas otras lanzaban algunos de los álbumes más esperados en su país, nos regaló una canción algo repetitiva y más animada que la media de esta lista.

Zero 7 – In The Waiting Line

Zero 7 – In The Waiting Line

Música para hacer el amor a cámara lenta, deberíamos decir en este punto concreto. Algo tiene el trip hop, con esos ritmos tan entremezclados, que aún sin valorar la letra, llega a nuestra intimidad y proporciona los ritmos que más nos gustan para practicar este divertido ejercicio físico. La canción In The Waiting Line forma parte de la banda sonora de Garden State, la ópera prima del actor y director Zach Braff.

Barry White – I’m Gonna Love You Just A Little More Baby

Barry White – I'm Gonna Love You Just A Little More Baby

El repertorio de Barry White es ciertamente inabarcable. Sus temazos varios hacen que en realidad resulte mucho más difícil escoger las mejores canciones para añadir a nuestra lista sensual, porque tampoco queremos eliminar a otros artistas que también se merecen aparecer. Pero es que también hay canciones de Barry White que merecen aparecer, aunque eso implique la desaparición de otros. Si no me crees y no conoces I’m Gonna Love You Just A Little More Baby, ya estás tardando en comprobar de lo que hablo. Se nota que se gusta, pero además tiene una voz nacida para esto, y si encima le añades esa orquestación, la base y los ritmos, te sale esto.

Gregory Abbott – Shake You Down

Gregory Abbott – Shake You Down

El gran éxito de Gregory Abbott fue de hecho su primer single, título que dio nombre a su primer álbum lanzado en el 86. Hay quien dice que con ese teclado Casio de fondo, esta canción envejece 3 años por cada año real que pasa. Pero ¿y qué canción de los 80 no? Ahora puede que hasta nos suene demasiado pretenciosa, por todas las referencias musicales que busca, y porque a nivel de producción es bastante regular, pero globalmente se salva por la voz de Abbott y por el rollo erótico festivo.

Chris De Burgh – The Lady In Red

Chris De Burgh – The Lady In Red

Para que veamos lo que había en los 80 (y en el 86, más concretamente), también añadimos este famoso tema de Chris De Burgh. Aceptable para ciertos menesteres, también en función de la edad del que la escuche, no es recomendable en dosis demasiado largas o repetidas. Se puede atragantar, puede intoxicar y hasta hacer vomitar. Pero nosotros sólo somos el mensajero, no lo paguen con nosotros y disfruten de De Burgh.

Sugababes – Shape

Sugababes – Shape

¿Qué fue de las Sugababes? Nadie lo sabe, aunque seguramente por desinterés. En su momento obtuvieron cierta fama, más en Reíno Unido que en el resto del mundo, pero se intentó que fuera algo a nivel mundial. Eran los estertores de esta clase de agrupaciones, aunque esos estertores nunca llevan a la muerte final. Siempre sale otro grupo parecido y obtiene un éxito moderado que permite seguir creyendo en un modelo de corta duración, pero de cierto seguimiento (consistente en lo que dure la adolescencia de una generación muy concreta).

Mtume – Juicy Fruit

Mtume – Juicy Fruit

Si bien en este blog estamos en contra de los años 80, no se puede negar que también dio cosas buenas. Sobre todo a principios de la década. El funk, como evolución bailable y disco del soul y el R&B, es una de esas cosas buenas.

Juicy Fruit está lleno de sensualidad lírica y musical. Es libidinosa hasta a un nivel instrumental, y además tiene la suficiente clase como para gustar tanto hoy como en el momento de publicación original. La mayor parte de la canción cuenta con una línea de sintetizador que flota en lo alto de una pausa instrumental, haciendo que esa seducción musical funcione también a un nivel emocional. Esta canción es un clásico absoluto entre los amantes de la música negra.

The Isley Brothers – Between The Sheets

The Isley Brothers – Between The Sheets

Como lo es también Between The Sheets, el temazo de The Isley Brothers. Este gran grupo de largo recorrido ha ido evolucionando con los años y las décadas y en su carrera podemos encontrar de todo, aunque siempre dentro de los géneros más conocidos dentro de la música negra. Este tema fue usado años más tarde por Notorious B.I.G. para Big Poppa. Otros tantos años después aparecía en el GTA, y ya el título de mito musical no se lo puede quitar nadie. Después de todo, ha sobrevivido a varias generaciones y diferentes oídos. Si es verdad eso que se dice de que los gustos evolucionan con el tiempo, como evolucionan el resto de cosas de la vida, entonces el mérito tiene que ser mucho mayor.

DMX & Swizz Beatz – Get It On The Floor

DMX & Swizz Beatz – Get It On The Floor

Prometimos que el sexo también tendría que animarse. He aquí la prueba de que no mentimos. Una canción que puedes usar para bailar o para llevar un ritmo un poco más alegre. Get It On The Floor es una de esas producciones clásicas de Swizz Beatz, famoso por dar un toque mucho más orientado a las discotecas que a las habitaciones. La producción del álbum de Cassidy fue una prueba de ello (Get No Better sonaba muy bien allá por el año 2004).

Brigitte Bardot & Serge Gainsbourg – Bonnie And Clyde

Brigitte Bardot & Serge Gainsbourg – Bonnie And Clyde

Si bien Brigitte Bardot impidió el lanzamiento de Je T’Aime… Moi Non Plus, en el de Bonnie And Clyde estaba de acuerdo. Claro, no se finge una relación sexual en medio de la melodía. Eso lo cambia todo un poco. Pero la verdad es que la canción en sí también incita a quererse, y como pareja musical merecen un apartadito pequeñito en esta lista. Tiene gritos de fondo que podrían hacerse pasar por una producción de Swizz Beatz.

Quincy Jones – Ai No Corrida

Quincy Jones – Ai No Corrida

Ya, ahora puede resultar hasta ridícula. Pero es lo que es. Sentirse el puto amo y sonreír de forma ridícula ahora es muy fácil, pero tal vez en décadas anteriores era más sencillo creer tener esa clase y ya. Seguramente no, porque la edad no perdona, pero me desvío.

Ai No Corrida fue escrita por Chaz Jankel y Kenny Young, grabada por primera vez en 1980 y presentada en el álbum de debut homónimo de Jankel. El título de la canción se tomó del nombre japonés Ai no Korīda de la película japonesa que en España titulamos El imperio de los sentidos. En realidad significa Corrida de toros. Interesante, dado que al final a uno (no) le cortaron las orejas y (sí) el rabo.

Gary Moore – Still Got The Blues

Gary Moore – Still Got The Blues

Still Got The Blues obtuvo tanto éxito como polémica. Al parecer es un plagio de una melodía instrumental anterior. Muy fuerte. ¿Entonces no deberíamos cambiar esta versión por la otra? Tal vez, pero la realidad es que ni la hemos escuchado como para arriesgarnos a que luego no te induzca a nada obsceno.

El tema plagiado se llama Nordrach (para quien quiera buscarlo).

Zucchero – Senza Una Donna

Zucchero – Senza Una Donna

Zucchero imagina una vida sin su pareja, se pone triste, grita y añade un espíritu blues que ya ha pasado a la historia. Eso en la versión original. La versión en inglés es exactamente igual, pero en inglés, de ahí su mayor éxito con el paso de los años. La verdad es que está todo dicho. Es una canción tan famosa, que sólo el hecho de que años después Zucchero obtuviera tanto éxito otra vez con Baila (Morena).

The Righteous Brothers – Unchained Melody

The Righteous Brothers – Unchained Melody

Para poner las cosas en perspectiva: esta versión fue grabada y publicada en 1965 por The Righteous Brothers. La canción supuso un gran éxito a nivel anglosajón, pero fue 25 años después (en 1990) cuando el triunfo fue realmente masivo, porque pese a su fama en casa, el éxito de la película Ghost, donde aparecía como tema principal, le abrió todas las puertas y fronteras a nivel mundial. No se puede decir mucho más de una canción que cada cierto tiempo regresa a nuestros hogares en forma de versión o de repetición de Ghost.

Alicia Keys – A Woman’s Worth

Alicia Keys – A Woman's Worth

A pesar de todo el hincapié que pongamos en ello, no deja de ser necesario repetirlo. El repertorio de R&B y de soul es infinito a la hora de ponerse a tono unos con otros. Alicia Keys era una promesa con Fallin’, el segundo single era este, y la promesa cada vez se presentaba más y más como una certeza. Un tema comprometido, cuyo texto habla del respeto mutuo entre hombres y mujeres.

Isobel Campbell & Mark Lanegan – The False Husband

Isobel Campbell & Mark Lanegan – The False Husband

Pero toca cambiar de género, y volver a Isobel y Mark. Esta pareja que tanto nos gusta, y mucho más aquí. De hecho, ya os hablamos de esta canción en la lista de duetos musicales. Esas voces, otra vez. Pero aquí también la letra. Si es que es una gran canción, joder. Un clásico en todos los sentidos. Parece que estemos en el oeste, que hayamos ido a buscar agua, y al volver, allí está él/ella. No en vano, la voz de Lanegan es una mezcla de Waits, Cash, Cave y Cohen. La delicada voz de Campbell lo acompaña maravillosamente, lo mejora. Es el mejor dúo de su momento. Tanto es así, que yo ya espero que lleguen a grabar un cuarto álbum tan bueno como los tres anteriores.

Ringside – Love In The Asylum

Ringside – Love In The Asylum

Ringside no lo acaba de petar. Es verdad que ya os explicamos los motivos en relación a Enrique Iglesias, pero no deja de ser llamativo. Hacen pop, añaden un poco de rock, y a todo eso se añade una voz algo áspera y ronca que suele gustar, por aquello de tener algo de personalidad. Y sin embargo no llegan a explotar nunca, más allá de California, donde entre amigos siempre les va bien (sobre todo si estos tienen discotecas o clubs donde poder tocar).

The Spinners – I’ll Be Around

The Spinners – I'll Be Around

Terminamos este penúltimo listado con el regreso del R&B, con una  letra que promete devoción y amor a una amante que acaba de dejarlo por otro aunque al mismo tiempo sigue manteniendo la esperanza de que ella volverá a él. Ya sabes: contacto cero y apúntate al gym, pero ni puto caso. El juego de la liana. Volver a tomar calcio. Aceptar el juego que te dan y no dejarle claro que no te tendrá jamás, ni mucho menos cuando quiera. Todas esas cosas, pero al revés, en este caso.

Otis Redding – I’ve Been Loving You Too Long

Considerada por los críticos musicales una de las mejores canciones de Otis Redding y un clásico del soul. Una pieza lenta y emocional con las conocidas voces suplicantes de Redding. Hay que tener también en cuenta esto: entre los músicos que forman parte de esta grabación están, al teclado Isaac Hayes, al piano Booker T. Jones, Steve Cropper a la guitarra y Donald Dunn al bajo. Si no te suena al menos uno, al menos uno debería sonarte. El nivel de erotismo crece doblemente valorando ese detalle.

Wallace Collection — Daydream

Este grupo belga compuso y grabó un tema en inglés y lo petó a niveles estratosféricos en la Europa continental, que no hablaba en inglés. Interesante, porque no fue hasta años después que su fama superó el océano que separaba al resto de países del continente continental. El director belga Jaco Van Dormael la utilizó en Mr. Nobody, pero ya para entonces había aparecido como parte de la banda sonora de otras películas de cierta fama. Su calidad es ya reconocida en Occidente, en definitiva, y su toque erótico viene derivado de las flautas y cuerdas, de los coros… de esa mezcla.

Eminem & Dina Rae – Superman

Aunque el título es bastante lamentable (y habría que darle una escucha a la letra), Superman tiene su encanto.  87 millones de visualizaciones en YouTube confirman ese encanto, esa base fiel de seguidores que Eminem siempre ha tenido (con sus más y sus menos). En realidad es un clásico, después de los 10 años que han pasado desde que se publicó. Las 50 sombras de Eminem son lo que son, y más a estas alturas. ¿Quién no conoce a este tipo? Suyos fueron los últimos años dorados de la MTV (junto a Limp Bizkit y otros personajes que parecían moverse en entornos similares, se amaban, se odiaban y tenían tantas ventas como odio entre los no-fans).

Benjamin Biolay – Dans la Merco Benz

Nuestro apreciado Benjamin Biolay, que sigue reinventándose con cada nuevo álbum (a su manera), llegó a una de sus cimas con esta canción. Llegó a tocar en España, con eso está todo dicho. Es verdad que en el concierto la mayoría de la gente daba grima, por aquello de ir de cultos y estar ahí clavados sin moverse ni cantar. Por lo demás todo bien. De aquella se podía fumar en los locales (lo recuerdo porque él era el que más fumaba).

Juancho Marqués & J Dose – En Privao

¿Echas un poco de menos algo más de música en español? Es que claro: la música en nuestro idioma tiene un problema, se entiende. Eso suele ser un problema porque si la letra es regulera, nuestro estado de ánimo o nuestras ganas también. No sabemos si En Privao es la mejor letra del mundo para darle al tema, pero tiene algunas metáforas bastante claras que apuestan fuerte por hacer sentir lo que esta lista busca.

Sly & The Family Stone – If You Want Me To Stay

Si por lo que sea no ha triunfado, vamos a pisar sobre seguro, sobre todo para terminar la lista que esperamos hayas disfrutado. If You Want Me To Stay vale para todo lo que hace feliz en esta vida. Da tan buen rollo que es imposible no querer escucharla tantas veces como te haga falta. Esa forma de empezar, tan explotada por la publicidad, no ha perdido la fuerza de la sorpresa inesperada de un tema que todos conocemos, de una forma u otra.

Dusty Springfield – Take Another Little Piece Of My Heart

Dusty Springfield es otra grande de la música, aquí haciendo suya una canción que popularizó Janis Joplin y que hizo todavía más suya, si cabe. De hecho, este título tiene muchos dueños, y todos lo hacen suyo al 100%. La versión original fue grabada por la hermana mayor de Aretha Franklin, Erma, en 1967. No será tan famosa como Aretha, pero no deja de ser una Franklin.

T. Rex – Get It On

El glam rock no es una potencia al nivel del soul y el R&B en términos sexuales, ni siquiera en términos musicales (dada su diferente longevidad en números de éxitos y décadas), pero no deja de ser un género con un encanto especial para estas cosas. Get It On produce efectos similares a los generados por If You Want Me To Stay, aunque no son muy parecidas. Es sólo que el buen humor es buen humor en todas partes.

Joe Cocker – You Can Leave Your Hat On

Empezamos con el gran Marvin Gaye, y (casi) terminamos con el gran Joe Cocker, otro experto en estos menesteres sensuales. Conocido por su voz ronca y llena de energía, su capacidad para hacer suyas las canciones ya famosas de otros lo hizo aún más famoso. Porque esa voz tan profunda nunca tuvo parangón ni imitador que hiciera sombra a su capacidad para hacer que un sombrero y nada más se convirtiera en un deseo de alguno, sobre todo después de comprobar que lo del hielo no era tan erótico como se nos mostraba en la película 9 semanas y media.

The Stooges – 1969

Pero hemos pensado que no podíamos terminar este viaje de otra manera, lejos de otros nombres más míticos en lo que al sexo se refiere (porque The Stooges también gozan de suficiente fama, la verdad). Ya sabemos que es una broma demasiado fácil, pero es un número que, como tal, se ajusta a la perfección al ámbito amatorio. El 69, también el 19 (sólo hay que ponerle imaginación) y, por qué no, el 1969 (sólo hay que ponerse en una cama grande).

Te recomendamos ir a la última página para obtener el enlace a la playlist de Spotify con todas estas canciones. Además, te hemos dejado un regalo extra que esperamos que también disfrutes, sobre todo porque en esa nueva página no nos enrollamos tanto como en todas las páginas anteriores.

Neil Diamond – Girl, You’ll Be A Woman Soon

Nine Inch Nails – Closer

Goldfrapp – Ooh La La

Rihanna – Rude Boy

The Sounds – Tony The Beat (Push It)

Salt-N-Pepa – Push It

Leon Bridges – Coming Home

Otis Redding – For Your Precious Love

Kase.O & Najwa – Mitad y Mitad

Christine and the Queens – Saint Claude

Nina Simone – Feeling Good

Madonna – Erotica

Portishead – Glory Box

Serge Gainsbourg & Jane Birkin – 69 Année Érotique

Creedence Clearwater Revival – I Put A Spell On You

James Blake – Retrograde

Mademoiselle K. – Someday

Wise Blood – Penthouse Suites

Barry White – Love Serenade, Pt. I

Juancho Marqués – Love

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + diecisiete =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies