Música del año 1965

Música del año 1965

Si eres un amante de la música, la lista con la mejor música de los años 60 es tu lista musical por excelencia. Toda clase de estilos, de géneros, de artistas, y hasta de personalidades. Pero sobre todo, todos los idiomas posibles y las mejores melodías de la década. Naturalmente, esto quiere decir que, cuando acabe con esta lista, podrás pasarte a la lista de canciones de los años 70. En cualquier caso, hasta entonces nos dedicaremos a esta década de los 60 sin pensar en otra cosa. Esperamos que disfrutes de este recorrido que a continuación resumiremos, en previsión de lo que está por venir.

Ingentes cantidades de canciones del año 65 en español, francés, italiano, portugués y otras lenguas romances (incluidas todas las pertenecientes al Estado), pero también canciones en inglés de artistas no anglosajones (qué remedio). Porque en Muros de absenta no escatimamos en lo referente a música. Y como la música de los años 60 fue tan especial y variada (ya fuese la música de los 60 en inglés como en otros idiomas), confiamos en que nuestra división de listas por idiomas ayuden al usuario a la hora de encontrar o descubrir algunas melodías olvidadas por el tiempo. Y dado que el español es nuestro idioma, vamos a intentar darle más prioridad, de hecho.

No por nada, si por algo destaca también la música española de esta década, es por la cantidad de traducciones y versiones de temas anglosajones. Una circunstancia que no sólo se dio en España, sino también en el resto de países vecinos y no tan vecinos. Pulsa aquí para descubrir las canciones del año 1964 en inglés y en español, o comienza desde el principio por el año 1960.

Índice de contenidos Ocultar
1 Música del año 1965

El contexto de la música en los 60

Según Wikipedia, en lo que a cine se refiere, esto es lo más destacable. Por ejemplo, la producción de George Stevens de La historia más grande jamás contada, una película basada en la vida de Jesucristo. Fue un fracaso para los críticos y para la audiencia, tanto que desalentó la producción de cintas épicas religiosas durante muchos años. Se considera notable en el siglo XXI por sus impresionantes paisajes, cinematografía potente y provocativa, la actuación del actor Max von Sydow en una película estadounidense y la actuación final de Claude Rains.

También se estrena la adaptación cinematográfica de Rodgers y Hammerstein de Sonrisas y lágrimas, dirigida por Robert Wise y protagonizada por Julie Andrews y Christopher Plummer. Rápidamente se convirtió en un fenómeno mundial y un clásico instantáneo. Con este éxito desplazó a Lo que el viento se llevó, hasta aquel momento la película de mayor recaudación de todos los tiempos. Sonrisas y lágrimas es conocida como la película que salvó y restauró Twentieth Century-Fox de la bancarrota después de haber sufrido unos costes de producción extremadamente altos y de la baja rentabilidad de Cleopatra, dos años anterior a Sonrisas y lágrimas.

También se puede remarcar la comedia épica de Blake Edwards La carrera del siglo, protagonizada por Tony Curtis, Jack Lemmon, Natalie Wood, Peter Falk y Keenan Wynn. Inicialmente fue un fracaso para crítica y público, pero a día de hoy algunos admiran la dirección de Edwards, la actuación de su elenco, la música de Henry Mancini y su climax final.

Por último, destaca la adaptación cinematográfica de David Lean del Doctor Zhivago de Boris Pasternak, protagonizada por Omar Sharif, Julie Christie, Rod Steiger y Alec Guinness, que rápidamente se convirtió en un fenómeno mundial. Su historia moral y el mensaje de un amor y un espíritu humano que desafió a la Unión Soviética comunista han hecho de la película un verdadero clásico para los críticos y el público. Fue incluida entre las mejores películas por el American Film Institute. En una década de tiempos muy difíciles para su estudio, Zhivago se convirtió en la película más exitosa y aclamada de Metro-Goldwyn-Mayer desde La conquista del Oeste; la película más grande de MGM desde Ben-Hur.

Canciones de los años 60. Año 1965 (en inglés)

Canciones de los años 60. Año 1965 (en inglés)

Bob Dylan – Like A Rolling Stone

La canción que fue elegida en el primer lugar de la lista de 500 mejores canciones de todos los tiempos según la revista Rolling Stone (lo cual tiene sentido). Según una de las leyendas, el texto trata de Edie Sedgwick, amiga de Andy Warhol. En esta interpretación, las palabras «Napoleón en harapos» (Napoleon in rags) se referían a Warhol. La historia de Edie y su relación con Dylan se mostraron en la película Factory Girl. Sin embargo, el autor nunca ha confirmado si estaba relacionada con Edie o si la canción es sobre ella.

Diana Ross & The Supremes – Stop! In The Name Of Love

Esta canción fue escrita por el conocido equipo de composición de la Motown: Holland, Dozier y Holland. Lamont Dozier tuvo la idea del título después de una discusión con su novia. En el fragor de la batalla, gritó: «Detente en nombre del amor». Ambos comenzaron a reír y Dozier supo que esa frase tan cursi tenía que ser el título de una canción.

Donovan – Catch The Wind

Este fue el primer single de Donovan. Fue lanzado en su tercera aparición en la televisión británica. En una entrevista con Dierdre O’Donoghue en KCRW Radio de Los Ángeles, Donovan dijo: «la escribí para Linda (Lawrence, con quien se casó en 1970), aunque todavía no la había conocido de verdad. Es una canción de amor no correspondido, aunque no la haya conocido, así que ¿cómo podría extrañarla? Y parece que escribo canciones proféticas en el sentido de un poeta celta y así escribí esta canción antes de conocer a Linda, de un amor que me gustaría haber tenido y perdido».

Fontella Bass – Rescue Me

Fontella Bass cantó con grupos de Gospel desde la edad de 6 años antes de cambiar al R&B cuando ella era una adolescente. En un momento dado, audicionó para Chess Records y consiguió un contrato de grabación. Esta composición original escrita por Bass con Raynard Miner y Carl William Smith fue su sencillo más exitoso, aunque «Do not Mess Up a Good Thing» (un dúo con Bobby McClure) y «Recovery» también fueron éxitos Top 40 en el Hot 100 de EE.UU.

Después de mudarse a París en 1969 con su marido, el trompetista de jazz Lester Bowie, Bass se retiró más o menos de la música, pero se la podía escuchar en las grabaciones de su marido, así como lanzar varios discos Gospel en sellos independientes.

Jackie DeShannon – What The World Needs Now Is Love

Este tema fue escrito por Burt Bacharach y Hal David. Fue ofrecido a Dionne Warwick y Gene Pitney, quienes lo dejaron pasar. En la entrevista de 2012 con Jackie DeShannon realizada por SonFacts, ella explicó: «Cuando Hal sugirió que Burt tocara What The World Needs Now Is Love, Burt no estaba tan entusiasmado con mostrármela en ese momento. Así que continuamos, tocamos algunas canciones más e intentamos decidir sobre si grabaríamos alguna sesión. En ese momento, Hal sugirió nuevamente que Burt tocara What The World Needs Now Is Love. Y a regañadientes, creo, la tocó para mí. Por supuesto, fue amor a primera vista al oírlo, con esas hermosas letras y esa fantástica melodía. Había campos de maíz y trigo, como en el patio trasero donde crecí en Kentucky, en una granja, y escuché un poco de sentimiento evangélico en el coro. Pensé que era una combinación hecha en el cielo. En el momento en que Burt me oyó cantar, dijo: «¡De vuelta a Nueva York! ¡Nos vamos a Nueva York!». Ahí es donde grabamos la canción».

Julie Andrews – The Lonely Goatherd

Poco que decir que no se sepa ya. Incluyendo el tema de la traducción de la película, de la canción y todo. Lo dicho, nada que decir. Heidi.

Otis Redding – For Your Precious Love

For Your Precious Love es una canción escrita por Arthur Brooks, Richard Brooks y Jerry Butler, y aunque fue interpretada por Jerry Butler y The Impressions en 1958 por primera vez, esta versión es, para este blog, la mejor versión. Si bien ya gozó de un éxito moderado cuando fue lanzada como single en la década anterior (alcanzó el puesto 11) y como canción fue considerada la #335 de las 500 mejores canciones de todos los tiempos de la revista Rolling Stone en 2010, la que más fuerza transmite, sin duda, es la que le proporciona la voz y personalidad del gran Otis Redding.

Petula Clark – Downtown

Este fue el primer single de Petula Clark en llegar a los EE.UU., donde se tardó bastante más tiempo en descubrir su talento. En el Reino Unido y España, ya era una estrella como cantante y como artista de televisión, donde era habitual en la BBC. De hecho, a principios de los años 60 también se dieron cuenta en Francia, donde comenzó a grabar sus canciones en francés. Curiosamente, ella no obtuvo un contrato discográfico estadounidense hasta finales de 1964, cuando un ejecutivo de Warner Bros. llamado Joe Smith, que estaba de vacaciones en Inglaterra, escuchó la canción y la contrató para un acuerdo que la llevó al Oeste.

Cuando Downtown se estrenó en los EE.UU., saltó al #1, convirtiendo a Petula Clark en la primera cantante del Reino Unido en alcanzar el #1 en los EE.UU. durante la era del rock (después de 1955). Sorprendentemente, ella ni siquiera promocionó la canción antes de llegar al primer puesto, ya que estaba de gira por los países de habla francesa en ese momento.

Roger Miller – King Of The Road

Roger Miller es más conocido por sus canciones humorísticas, que han ocultado en cierto modo su talento para escribir canciones. Después de ser el responsable de varios éxitos de la música de los 50, el artista se atrevió a dar la cara en los 60, donde varios temas se convirtieron en clásicos del country, siendo este el más reseñable.

Rolling Stones – (I Can’t Get No) Satisfaction

La segunda canción más escuchada de una de las bandas más importantes de la Historia de la música, sólo por detrás de Paint It, Black, lanzada un año después, no podía ser otra que (I Can’t Get No) Satisfaction. De las canciones más enérgicas de uno de los grupos de rock más enérgicos que ha existido. A su edad y larga carrera basta referirse.

Sam The Sham And The Pharaohs – Wooly Bully

Una de esas canciones que para mí son parte de la infancia y jamás habría pensado que pertenecerían a una banda de música rock. Eso es Wooly Bully. Porque parece una canción de coña y seguramente lo sea, pero en ese sentido es muy disfrutable y divertida. No todo hay que tomarlo en serio.

Sonny & Cher – I Got You Babe

Sonny & Cher fue una de las combinaciones musicales más mágicas de mediados de los 60 y una de las parejas que mayor influencia tuvo en un tipo de rock de los 70. Este es su tema más famoso, recuperado cada mañana en Atrapado en el tiempo, pero siempre en la memoria colectiva por la cautivadora calidad y la perfecta mezcla de voces y armonías.

The Animals – Don’t Let Me Be Misunderstood

Pero dime que no es para quedarte picueto. ¿Cómo podía haber tanta buena música en un sólo año? Es espectacular. No paramos de poner y cada nueva canción parece mejor que la anterior. Si hicieras un disco sólo con lo que se escucha en este año, te sale un álbum que nunca te cansarías de escuchar.

A The Animals nos remitimos esta vez, en concreto a su versión del tema Nina Simone publicado un año antes. Porque pese a ser una versión, podrías escuchar ambas canciones juntas una detrás de otra y tener sensaciones por completo diferentes. Y aun sabiendo y asociando que son la misma canción, entre ellas existen las diferencias típicas en personalidades fuertes.

The Animals fue uno de los grupos R&B ingleses de referencia durante los 60, y su influencia no sólo se debe a este tema. House Of The Rising Sun tampoco se queda corta.

The Beach Boys – Barbara Ann

Cuando hablas con una persona culta sobre The Beach Boys, esta siempre te remitirá a Pet Sounds (1966). ¿Por qué? Porque entonces inventaron el pop de los 90 y los 2000s. ¿Su mayor logro? Que existiera The Shins.

Pero la verdad es que la calidad de The Beach Boys va mucho más allá de ese álbum, y llega años antes de 1966. Barbara Ann, canción festiva donde las haya, aunque a muchos les pueda remitir ahora a un anuncio de quesos rodantes, es otra de las inolvidables e indispensables de nuestra lista.

The Beatles – Help!

La presencia de The Beatles en nuestras listas de los 60 no por previsible es menos destacada. La música nunca sería lo que es de no haber sido por el lanzamiento en un 1963 de canciones como Twist And Shout o Love Me Do.

Desde entonces, en un lapso de tiempo de más o menos 7 años (despidiéndose en 1970 con Let It Be), el cuarteto británico tuvo decenas de éxitos y números uno, entre los cuales se encuentra este Help! Con película incluida y dirigda por Richard Lester. Si ni con esas queda clara la importancia que tuvieron Lennon, McCartney, Harrison y Starr, habrá que remitirse a las décadas siguientes, carreras en solitario y tragedia derivada, tristemente, de su fama.

The Beatles – Yesterday

Poco más podemos añadir. Si bien Help! era un himno alegre y animado, con Yesterday la banda se ponía triste y melancólica. ¿Qué Beatles te gustan más? A lo mejor los dos. Como dirían en Los Simpson, al final The Beatles han quedado como la música que le ponen a Maggie.

The Byrds – Turn Turn Turn

Te das cuenta de que ya eres algo viejo cuando vas a poner como referente Forrest Gump para justificar la vigencia de una canción y en realidad tendrías que buscar un referente para que la gente recordara Forrest Gump. Una película de 1994. Porque hoy hace 26 años que se estrenó, y cuando se estrenó hacía 29 que se lanzó Turn Turn Turn al mercado.

Y así, amigo, es como se nos va el tiempo. ¿Te has puesto algo triste? Entonces es el momento perfecto para escuchar a The Byrds. Aunque con precaución, porque si la escuchas demasiado a lo mejor te haces profeta y hippie y al mismo tiempo.

The Kinks – All Day And All Of The Night

Seguramente uno de mis grupos favoritos de los 60. El que mejor sonido de guitarra obtenía y el que ofrecía unas melodías más arriesgadas y frescas. Quizá un poco tapados por la elevada visibilidad de The Beatles, coetáneos suyos y con una miriada de fans inabarcable en ambos lados del Atlántico en comparación con The Kinks, pero sin duda temazos como este atestiguan que era una de las mejores bandas de su tiempo. Y como tantas otras, fue recuperada a modo de revival en la voz de nuevos grupos en teoría más contemporáneos.

The Lovin’ Spoonful – Do You Believe In Magic

The Lovin’ Spoonful es otro de esos nombres no tan recordados del rock en inglés de 1965, pero como muchas otras, sembró entonces la semilla de lo que vino después. Son los autores de esta Do You Believe In Magic y también de la mucho más recordada Summer In The City, lanzada un año después. Más hippies, toma hippies. El mundo estaba lleno de hippies, patillas y flequillos psicodélicos.

The Righteous Brothers – Unchained Melody

Recordados en España por esta canción que habrás oído nombrar en español bastantes veces. Al menos yo las suficientes como para hacer el comentario. Al menos en la personas dos generaciones por delante de la mía. Estas se refieren al tema de The Righteous Brothers como Melodía desencadenada, que disfrutó de una segunda juventud tras aparecer en Ghost y, me comentan, que más tarde por aparecer en alguna edición de Operación Triunfo (quizás la primera).

The Sonics – Psycho

Cuando investigaba para hacer este top (de eso hace ya más de 10 años), una de las lecturas que más me encontraba cuando me centré en los años 60 era la que atribuía a The Sonics el origen del rock duro posterior y tras él el heavy metal. Y, por supuesto, en esos textos se reivindicaba su figura y su importancia más allá de su momento.

He de decir que por aquel entonces me resultó muy difícil encontrar canciones de la banda en una calidad mínimamente aceptable. Todo sonaba a grabado en un garaje, y puede que esa sea su verdadera influencia: The Sonics son los precursores del garage rock.

The Temptations – My Girl

Aquí tenemos otra canción que vivió una segunda juventud gracias al cine. En eso Tarantino nos ha demostrad cuánto poder tiene el cine para recuperar grandes canciones del pasado.

En este caso no se trata de Tarantino, sino de Howard Zieff y sobre todo (me imagino) James Newton Howard, que optaron por poner de título de su película el mismo nombre que tiene la canción de The Temptations, usándola así como tema principal de la cinta.

Pobre Macaulay Culkin, yo creo que por su culpa si veo una avispa me cago vivo.

The Who – My Generation

Los Mods le deben la mitad de su leyenda a The Who, y la otra mitad a Quadrophenia, película en la que tenía un pequeño papel Sting y en donde por poco también aparece Johnny Rotten. Una idea bastante atractiva vista hoy y pensando en cómo dentro de una película dedicada a un movimiento musical y social se estaban escondiendo los guiños de nuevos movimientos que surgían. Pero bueno, la película, estando bien, se podría decir que también quedo en menos de lo que podría haber sido, salvo por la música y la producción auspiciada por los propios The Who.

Ahora muchos de los que escuchen My Generation pensarán en CSI, y no me parece mal.

The Yardbirds – For Your Love

The Yardbirds son lamentablemente una de las bandas más olvidadas en el rock (incluso más allá de la denominada Invasión británica de la que también formaron parte). Por un lado, de esta banda salieron guitarristas como Eric Clapton, Jeff Beck y Jimmy Page (Led Zeppelin); por otro lado, de esta banda salieron canciones como For Your Love. En definitiva, The Yardbirds son una de las bandas más influyentes de la historia, innegablemente.

The Yardbirds – For Your Love

Wayne Fontana & The Mindbenders – Game Of Love

Me hace gracia el vídeo que enlazo para esta canción. En él aparece Brian Epstein, el para siempre recordad como el quinto Beatle. Sobre todo por los comentarios que aparecen en YouTube, donde destacan la sonrisa irónica de Epstein justo en el momento en que la letra dice «purpose of a woman is to love her man» (el propósito de una mujer es amar a su hombre, sabiendo que Brian Epstein pensaba de manera diferente. A lo que otro añade que lo que a él le gustaría haber dicho se asemejaba más bien a algo así: el propósito de un manager es amar a su banda, y el propósito de una banda es amar a su manager.

Wilson Pickett – In The Midnight Hour

Terminamos el repaso de canciones de 1965 en inglés con el Soul de Wilson Pickett. ¿Qué tiene esta canción que te hace comenzar a bailar en menos de 5 segundos? El Soul. Como dato anecdótico, In The Midnight Hour fue escrita en el mismo hotel donde Martin Luther King sería asesinado a tiros 3 años más tarde, en 1968.

Canciones de los años 60. Año 1965 (en español)

Canciones de los años 60. Año 1965 (en español)

Anna Karina & Jean-Paul Belmondo – Ma Ligne De Chance

Tema compuesto para la película Pierrot el loco, musical dirigido por Jean-Luc Godard y que personalmente encuentro sin ninguna gracia excepto esta: Ma Ligne De Chance. Ah, no la única, perdón: Anna Karina y Belmondo tienen mucha gracia, aunque no en esta película, a pesar de todo el carisma que desprenden en toda su filmografía.

Carlos Puebla – Hasta Siempre

Toda la vida posterior a su muerte construyendo con esta canción la figura de Che Guevara, la leyenda de su lucha. Todo un canto libertario, como dice la letra. Y sea como fuere, la canción de Carlos Puebla se sigue escuchando en nuestros tiempo, sobre todo ese punteo de guitarra con el que comienza. En algunas versiones, de hecho, antes de dicho punteo, se escucha al autor dedicar el tema al comandante.

Christophe – Aline

Esta canción no sólo aparece en esta lista, también en nuestra lista de mejores canciones con nombre de mujer, porque el francés Christophe, importante figura de la música francesa en Francia (lógicamente), en España tuvo un éxito realmente, pero fue verdaderamente grande. Aline, c’est finí es un estribillo pegadizo e inolvidable para muchos de nosotros.

Conchita Velasco – Una Chica Ye-Yé

Todo el mundo se acuerda con esta canción de Augusto Algueró, para muchos uno de los compositores más inteligentes de los 70 y alguien que supo leer lo que se escondía en una generación que disfrutaba durante este mismo año con películas como Megatón Ye-Ye. Él es quien compuso la melodía inolvidable de Una Chica Ye-Yé, pero no hay que olvidar la poderosa interpretación de Conchita Velasco. Como han demostrado las diferentes versiones existentes y posteriores a este original, la potente y personal voz de Velasco supera con creces cualquier otra opción.

France Gall – Poupée De Cire, Poupée De Son

Recientemente fallecida cuando escribimos estas palabras, France Gall fue lo que hoy se conoce como una cantante evento, porque su aparición en Eurovision la convirtió en todo lo que la juventud de 1965 ansiaba. Su triunfo en la gala y el número de singles vendidos la llevaron enseguida hacia la cima musical a lo largo y ancho del mapa, trasladando la moda yeyé hacia lugares donde hasta entonces era algo todavía ajeno. En otros casos, por supuesto, más que un descubrimiento, supuso la confirmación de un talento y un subgénero del pop precursor del pop que conocemos hoy, que va más allá de la música.

Como contraste respecto a sus años de juventod, tiempo después de sus primeros éxitos, France Gall perdería a su pareja (con 42 años) y a su hija (cuando tenía 19 años), fue diagnosticada de cáncer de pecho y falleció prematuramente como consecuencia del mismo.

Herve Vilard – Capri C’Est Fini

Jacques Brel – Jacky

Jimmy Fontana – Il Mondo

Lone Star – Comprensión

Los Botines – Aleluya Surf

Los Brincos – Borracho

Los Cheyenes – Válgame La Macarena

Los Flecos – Vales Poco Para Mí

Los Pájaros Locos – Chao-Chao

Los Relámpagos – Nit De Llampecs

Los Salvajes – Hielo En Vez De Amor

Los Sírex – La Escoba

Los Sírex – Que Se Mueran Los Feos

Luisita Tenor – Yeh Yeh

Micky Y Los Tonys – I’m Over

Micky y los Tonys – Ya No Estás

Pino Donaggio – Yo Que No Vivo Sin Ti

Raphael – El Tamborilero

Rocío Dúrcal – Más Bonita Que Ninguna

Rosalía – Una Chica Ye-Yé

Salvatore Adamo – Mis Manos En Tu Cintura

Silvana Velasco – Sé De Un Lugar

Deje su respuestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies