Los 60. 42 canciones del año 1967 en inglés

Música de 1967 en inglés

Continuamos nuestro repaso por lo mejor de la música de los 60 con 42 canciones del año 1967 en inglés. Un año repleto de tantas buenas canciones que ha sido necesario dividirlo en dos partes para intentar hacer algo más amena la lectura y escucha de ambos artículos. La mayoría clásicos indiscutibles, otros más desconocidos para el público mayoritario, estos temas son entran como un tiro siempre. Cada vez notamos más la evolución en la música y en los artistas, vemos su proyección, madurez y personalidad crecientes.

Basta echar un vistazo a las canciones de los años 50 para confirmar ese contraste. Aunque dicho contraste sólo es tal al comparar este año con aquellos sin entender que la música del año 1967 en inglés (y en general) no sería así de no haber existido los años 50. Grandes nombres del soul, la música disco, el folk, la psicodelia y el pop rock están aquí presentes. Con dosis extra de The Beatles y The Doors, como verás a continuación, también encontrarás a la gran Aretha Franklin para dar inicio a la lista, dos temazos de Jefferson Airplane, a Leonard Cohen con una sola canción porque más no cabían (pese a merecer estar también), y muchos más.

Así, lo más importante al hablar de las canciones de este año 1967 (en inglés y más allá) para nosotros es que nos permite vislumbrar a todas luces lo que dará de sí la música en los años 70, cuando el rock progresivo pegará más fuerte, el rock de los 60 pasará a ser más bien pop, grandes bandas se separarán dando pie a carreras de sus componentes en solitario, etc. La perspectiva de las bandas y de sus seguidores cambiará al mismo tiempo que lo hará toda la sociedad, adaptando el concepto de la música a nuevos ámbitos, formatos y modelos de mercado.

Índice de contenido Ocultar
1 Música de 1967 en inglés

Música de 1967 en inglés

Con estos mimbres contextuales, ya podemos entrar de lleno en nuestra lista con la mejor música del año 1967 en inglés. 42 canciones que te podrán dar una imagen mental de lo que tuvo que ser este año, o que te ayudarán a recordar lo que viviste entonces, en función de tu edad. Y como siempre, recuerda que dejamos un enlace a nuestra lista de reproducción en Spotify con todas estas canciones para que des rienda suelta a tus auriculares las veces que quieras.

Aretha Franklin – Respect

La forma de deletrear Respect es mítica y cualquiera se sabe el inicio de esta canción sin importar su idioma. Pero no basta con quedarse ahí. Este año es un conjunto de grandes canciones imparables, irrepetibles e inimitables por más que se quiera.

Y es gracioso, porque el tema de Aretha Franklin es una versión del original de Otis Redding, otro mítico que sabía imprimir su única impronta a todo lo que tocaba. Pero claro, la música en las dos versiones es significativamente diferente y, a través de algunos cambios en la letra, las historias contadas por ellos tienen un sabor diferente.

La versión de Redding es una súplica de un hombre desesperado, que le dará a su mujer todo lo que ella quiera. Sin embargo, la versión de Franklin es una declaración de una mujer fuerte y segura, que sabe que tiene todo lo que su hombre quiere. Ella nunca lo hace mal y exige su respeto.

Bee Gees – Massachusetts

Los tres hermanos Gibb, mundialmente conocidos por su Stayin’ Alive que acompañaba a John Travolta cada noche de bailoteo, también eran muy dados a las baladas. Este es un ejemplo. Massachusetts, canción dedicada a la ciudad, le saca 10 años a la anterior canción mencionada, un dato interesante a resaltar teniendo en cuenta lo que supone sobrevivir 10 años en la industria musical y renovarte.

Esta canción pretendía ser una antítesis de los himnos flower power de esta época hippie, como Let’s Go to San Francisco y San Francisco (Be Sure To Wear Flowers In Your Hair) -que encontrarás un poco más abajo- ya que el protagonista de la canción había estado en San Francisco para unirse a los hippies, pero ahora extrañaba su hogar. La idea de que se apagaran las luces en Massachusetts era sugerir que todos se habían ido a San Francisco.

Buffalo Springfield – For What It’s Worth

Banda formada en 1966 y disuelta en 1968, bastante hicieron con este For What It’s Worth. Un titulo que hace bastante honor a la historia de Buffalo Springfield, visto lo visto. El single fue lanzado en 1966, pero no fue hasta 1967 que apareció dentro del álbum homónimo del grupo.

Cream – Sunshine Of Your Love

La banda de Eric Clapton (que popularizó el uso del pedal wah-wah en las guitarras eléctricas de la época), Jack Bruce y el batería Ginger Baker. Poco más que añadir para definir este clásico.

Frank Sinatra & Nancy Sinatra – Somethin’ Stupid

La música del año 1967 en inglés no sería la misma sin este gran dúo entre padre e hija. Aunque no deja de ser algo raro, dada la letra, pero bueno.

Frankie Valli – Can’t Take My Eyes Off You

No puedo quitar mis ojos de ti es un clásico en cualquier idioma, ahí podemos definir el impacto que supuso la versión original. El vocalista de The Four Seasons (sobre el que creo recordar que Clint Eastwood hizo una película) triunfó como solista con esta canción, y su fama era tal que para Grease interpretó su tema principal (fuera del musical de la película, claro).

En cualquier caso, Can’t Take My Eyes Off You ha sido y es una de las canciones más versionadas y sin duda una de las canciones románticas más importantes de la historia de la música.

Herman’s Hermits – No Milk Today

La Invasión Británica tuvo muchos nombres, aunque a día de hoy nos hayamos quedado con The Kinks y Beatles como principales baluartes. La primera vez que escuché esta canción y entendí que decía la palabra gay, con el conocimiento del inglés que entonces tenía, tuve que buscar lo que significaba, y así aprendí que era sinónimo de débil entonces. 

Jefferson Airplane – Somebody To Love

La voz y personalidad de Grace Slick han hecho más por la creación, desarrollo y evolución del rock psicodélico que las otras grandes bandas conocidas dentro del subgénero. No porque sea una mejor que el resto, sino porque el sonido que encontramos en esta banda ha traspasado décadas y bandas desde entonces.

Jefferson Airplane – White Rabbit

Efectivamente, si una canción parece haber sido compuesta en pleno subidón drogadictico, seguramente sea esta. Al alimón con la película de Disney y el libro de Lewis Carroll, el espíritu de Alicia en el País de las Maravillas está plasmado en esta canción de Jefferson Airplane.

Leonard Cohen – Suzanne

Como ya te adelantamos, aquí está el cantautor canadiense más reconocido de la música. Su aparición en 1967 con el álbum Songs Of Leonard Cohen, donde también podemos encontrar The Stranger Song, Sisters of Mercy, So Long, Marianne o Hey, That’s No Way to Say Goodbye, supuso un soplo de aire fresco incluso entonces, cuando todo era fresco. Su forma de vestir, su modo de interpretar, unidos a su voz, talante y lírica, le hicieron único.

Te recomendamos que escuches Suzanne y, si te gusta y no la conocías, entres de lleno en este álbum y sigas por toda su carrera. 

Love – Alone Again Or

El tema Alone Again Or se grabó por primera vez en el año 1967 por la banda de rock Love. El tema fue escrito por Bryan MacLean y se incluyó en el álbum Forever changes.

A lo largo de los años, ha sido versionado por varios artistas, como UFO, en 1977) o por Sara Lov, en 2014. Incluso fueron lanzadas dos versiones de la canción por parte del propio Bryan MacLean, las cuales fueron incluidas en su álbum Ifyoubelievein, lanzado en 1997.

Marvin Gaye & Tammi Terrell – Ain’t No Mountain High Enough

No existen imposibles. Es lo que refleja el tema Ain’t No Mountain High Enough, uno de los dúos musicales más famosos de la Historia y un canto al optimismo y al concepto de estar ahí siempre para quien te necesita. En este tema, los intérpretes demuestran que, pase lo que pase, están ahí cuando un amigo precisa de su ayuda.

La famosa canción, englobada dentro del género R&B, fue escrita por Ashford & Simpson un año antes de su lanzamiento. La composición tuvo un gran éxito en 1967, con la primera versión grabada por Marvin Gaye y Tammi Terrell.

El tema siguió siendo un éxito con versiones posteriores, como la que nos dejó en 1970 Diana Ross, quien además fue nominada a un Grammy con este tema.

Por si todo esto fuese poco, la canción ha aparecido en varias películas, como Quédate a mi lado, protagonizada por Julia Roberts y Susan Sarandon. También forma parte de la banda sonora de la cinta infantil Chicken Little o de Guardianes de la Galaxia.

Miriam Makeba – Pata Pata

Pata, pata o, si traducimos del xhosa al español, Toca, toca, es un tema afropop dado a conocer de forma internacional gracias a la cantante sudafricana Miriam Makeba.

Esta no es la única versión de la canción y es que, dado su éxito, son muchos los artistas que han decidido interpretarla.

Makeba, quien se inspiró para esta canción en un baile con el mismo nombre, recorrió los 5 continentes gracias a este éxito, que llegó a interpretar incluso en el Festival de Viña del Mar en 1972.

Neil Diamond – Girl, You’ll Be A Woman Soon

Este tema, en el que un hombre espera a que la chica de sus sueños se convierta en mujer para estar con él, fue escrito por el propio Neil Diamond.

Con el respaldo de Bang Records, la canción únicamente alcanzó el puesto número 10 en las listas musicales de Estados Unidos.

A pesar de que también formó parte del álbum Just For You de Diamond, es posible que sea más conocida la versión que suena en la película de 1994 Pulp Fiction, donde fue interpretada por la banda de rock Urge Overkill.

Peter, Paul & Mary – Leaving On A Jet Plane

¡Qué duras son las despedidas! Al menos, así lo refleja la letra de este tema, escrito en 1966 por John Denver e interpretado por Peter, Paul and Mary.

Originalmente, el tema se iba a llamar Babe, I Hate to Go, verso de la propia canción, al igual que el título definitivo.

A pesar de la tristeza de decir adiós a quien quieres, el tema dio varias alegrías, al alcanzar el número 1 en Canadá y en listas de éxitos de Estados Unidos como Billboard Hot 100 o en la Cash Box Top 100.

De todos modos y a pesar de su éxito, acabó por ser el más grande de todos sus temas… y el último.

Procol Harum – A Whiter Shade Of Pale

Esta canción es un tema de la banda británica de rock Procol Harum. Lanzada en el verano de 1967, la canción fue todo un éxito durante esa época, liderando las listas de temas más escuchados durante al menos 6 semanas.

Desde entonces, se ha consolidado como el tema más conocido e icónico del grupo. En cuanto a su autoría, fue escrito por Gary Brooker, Keith Reid y Matthew Fisher.

A parte de los éxitos cosechados y con más de 10 millones de copias vendidas en el mundo, los derechos de la canción causaron algo de controversia. Atribuidos únicamente a Gary Brooker, en 2006 un juez dictaminó que este debía compartir el 40% de los mismos con Matthew Fisher, organista del grupo y compositor de la melodía.

A pesar de todo esto, este tema cuenta con diversas versiones, habiendo sido traducida incluso al español por el argentino Sergio Denis, con Con Su Blanca Palidez.

Sam & Dave – Soul Man

El dúo de soul formado por Sam Moore y Dave Prater, ambos cantantes de gospel, lanzó en 1967 el tema Soul Man.

La canción, escrita por Isaac Hayes y David Porter, debutó en el número 2 como single de la discográfica Atlantic Records.

Para su composición, uno de los autores aseguró que se inspiró en las protestas por los derechos civiles que tuvieron lugar en Estados Unidos en los años 60. En concreto, la inspiración llegó tras ver cómo las personas afroamericanas habían marcado las casas que no se habían destruido durante las protestas.

De ello nació esta canción, que relata la historia sobre quien lucha por seguir adelante en condiciones adversas. En definitiva, un himno al orgullo y al coraje.

Tal vez por ello, en 2019 Soul Man fue elegida para su preservación en el National Recording Registry, al ser un bien cultural, histórico y significante.

Scott McKenzie – San Francisco (Be Sure To Wear Flowers In Your Hair)

San Francisco (Be Sure To Wear Flowers In Your Hair) es un tema del pop psicodélico lanzado en 1967.

Escrito por John Phillips e interpretado por Scott McKenzie, el tema fue utilizado para la promoción del Monterey International Pop Music Festival, que tendría en junio de ese mismo año.

Con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los sencillos más vendidos de la década de los 60 en todo el mundo. Incluso alcanzó la cuarta posición en las listas de Estados Unidos y el número 1 en Reino Unido, Irlanda, Nueva Zelanda o Alemania.

Además, si estás dentro del mundo de los videojuegos, seguro que has escuchado este tema en la franquicia Grand Theft Auto: San Andreas, donde dos misiones tienen por nombre el título de esta canción.

Strawberry Alarm Clock – Incense And Peppermints

Incienso y Menta, así es como se llama el tema de la banda de Los Angeles Strawberry Alarm Clock. Forma parte de la corriente musical del rock psicodélico y es un tema escrito por John S. Carter y Tim Gilbert, basado en un instrumental original de los miembros de la banda.

Aunque alcanzó el número 1 en la lista de Billboard, la canción salió de manera rápida de estos, no llegando a entrar en las listas de Reino Unido.

The Beach Boys – Good Vibrations

¿Sabes ese momento en el que algo no te da buenas vibraciones? Pues en eso pensaba la madre de Brian Wilson cuando le dio a su hijo sin pretenderlo la idea de este tema, inspirado en una conversación sobre cómo los perros ladran cuando una persona no les da buena espina.

Fue interpretada principalmente por Carl Wilson, su compositor y encargado de la guitarra de The Beach Boys.

Como no podía ser de otra manera, atrajo todas las buenas vibraciones existentes, convirtiéndose en todo un éxito tanto dentro como fuera de las fronteras de Estados Unidos.

Para terminar con sus éxitos, en 2016 la RIAA otorgó a esta canción el disco de platino, como certificación de las más de un millón de copias vendidas.

The Beatles – All You Need Is Love

La has escuchado en anuncios de televisión y seguro que su nombre ha salido a relucir hasta en tus clases de inglés. Este clásico tema de amor de The Beatles es uno de los más famosos de la carrera del grupo de Liverpool.

Por supuesto, cuenta con varias versiones posteriores en la voz de otros artistas, como Oasis, Tom Jones o Rod Stewart. Sin duda, el Todo lo que necesitas es amor es el himno del amor universal por excelencia.

Como apunte, esta canción se encuentra en el puesto número 362 de la lista de Las 500 mejores canciones de todos los tiempos, editada por la revista Rolling Stone.

The Beatles – Lucy In The Sky With Diamonds

Evoca al verano, a la primera, con una melodía muy sencilla que te llevará si la escuchas a un viaje psicodélico, propio de un episodio alucinógeno…

Precisamente su temática generó el siguiente dato curioso, y es que las iniciales del título de la canción forman la palabra LSD, aunque según de The Beatles, se trata de una pura coincidencia.

Aunque su autoría fue dada a John Lennon y Paul McCartney, fue en realidad íntegramente escrita por Lennon. El tema fue incluido en el álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band y forma parte de toda la música de 1967 en inglés.

The Beatles – Strawberry Fields Forever

Otro tema de rock psicodélico de The Beatles que vio la luz en el año 1967 es Strawberry Fields Forever. Compuesta también por Lennon y McCartney, tiene su inspiración en la infancia de Lennon y en su paso por un hogar infantil llamado como la canción.

A pesar de que se lanzó el mismo año que las canciones anteriormente comentadas, esta no se incluyó en el álbum Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, sino que se incluyó en un sencillo doble, donde compartía el protagonismo con el tema Penny Lane.

Como no, ocupa un lugar muy relevante en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, elaborada por la revista Rolling Stone.

The Box Tops – The Letter

La canción, escrita por Wayne Carson Thompson, fue uno de los grandes éxitos del grupo The Box Tops.

Llegó a ser número 1 en el Billboard Hot 100 y fue muy popular durante la guerra de Vietnam, tal vez porque recuerda a la vida de un soldado que vuelve solo a casa y lo único que quiere es una carta de la persona a la que quiere.

Fue incluida en el álbum homónimo de la banda, también lanzado en 1967. También está en la lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos, en este caso, en el puesto 363, y ha sido versionada por grupos y artistas de la talla de The Beach Boys y Bob Marley (en estilo reggae).

The Doors – Break On Through (To The Other Side)

El mítico grupo de The Doors empezó su andadura en el panorama musical con un álbum homónimo, el cual incluye el tema Break On Through (To The Other Side).

Fue además su sencillo de presentación y, aunque no tuvo el éxito esperado, fue el punto de salida para una carrera prometedora de la banda.

The Doors – Light My Fire

Seguimos con la banda norteamericana, pero esta vez con Light My Fire, otro de los temas incluidos en su primer álbum. En esta ocasión el tema llegó a ser número 1 en la lista de sencillos de Billboard.

Pero no todo fueron éxitos y aclamaciones, y es que sus letras eran algo polémicas para la época por sus alusiones al mundo de las drogas.

Dentro del género del rock psicodélico, ha sido versionada posteriormente por diversos artistas, como Nancy Sinatra, Santana o Stevie Wonder.

The Doors – People Are Strange

Tras el éxito cosechado por el primer disco de la banda llegó Strange Days, el segundo álbum de estudio, del que forma parte People Are Strange.

Y como dice el título, bien cierto es que estamos rodeados de gente extraña, siendo nosotros también extraños. Un tema sobre la alienación del ser humano y que evoca la cultura hippie, pero…. no nos liemos con su analizada letra, y es que lo importante que cosechó también bastante éxito en 1967.

The Doors – The End

Volvemos a su álbum homónimo, el cual incluye The End, una canción en la que se habla de una despedida, un parricidio…

En definitiva, una canción polémica que le costó a la banda su trabajo en el bar Whisky a Go Go, donde añadieron un pequeño añadido a la letra que no gustó mucho al dueño del local, aunque sí al dueño de Elektra Records, quien les ofreció su primer contrato discográfico.

The Four Tops – Reach Out I’ll Be There

Un poco en la línea de Ain’t no Mountain High Enough, Reach Out I’ll Be There es un himno que invita a seguir luchando a pesar de las adversidades y tiende una mano amiga a la que agarrarse.

El tema forma parte del cuarto álbum de estudio del grupo, titulado Reach Out y fue escrito y producido por el equipo de producción Holland-Dozier-Holland. Actualmente, es considerado el tema más emblemático del conjunto musical.

The Hollies – Carrie-Anne

Carrie-Anne es posiblemente una de las canciones más frescas y animadas de esta lista de música de 1967 en inglés.

Fue escrita por Allan Clarke, Graham Nash y Tony Hicks y lanzada por el grupo británico de pop rock The Hollies. Grabada y lanzada en mayo del mismo año, logró alcanzar el tercer puesto en la UK Singles Chart.

Como anécdota, la actriz Carrie-Anne Moss, famosa por sus actuaciones en películas como Matrix o Memento, fue bautizada con este nombre debido a esta canción de The Hollies.

The Kinks – Waterloo Sunset

El cinco de mayo de 1967 vio la luz este éxito de rock psicodélico creado por Ray Davies, vocalista de la banda británica The Kinks.

Según su autor, la letra de este Waterloo Sunset hace referencia a su hermana y su novio, quienes se iban a otro nuevo mundo para después emigrar a otro país. No obstante, mucho se rumoreó durante la época, porque todo parecía indicar que la historia estaba inspirada en el romance de las famosas Terence Stamp y Julie Christie.

Este tema, que llegó a alcanzar el puesto número 42 en la lista Rolling Stone de las 500 Mejores Canciones de Todos los Tiempos, fue interpretado por su propio autor durante la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

The Lemon Pipers – Green Tambourine

Nunca una pandereta verde dio tanto de qué hablar y es que este es el título de esta canción y del álbum debut de The Lemon Pipers.

Se trata de una canción catalogada dentro del Bubblegum Pop, un género melódico y animado destinado a un público juvenil.

Compuesta por Paul Leka y Shelley Pinz, fue el mayor éxito de la banda norteamericana, consiguiendo además un disco de oro por su más de un millón de ventas.

The Moody Blues – Nights In White Satin

Por un momento, las noches entre satén blanco recuerdan a otra famosa canción lanzada años después por Metallica.

El tema es una declaración abierta de amor que no terminó de funcionar en su arranque, tal vez por su duración, superior a los 7 minutos.

Incluido en el álbum de estudio Days of Future Passed, en el momento de su publicación como sencillo se decidió acortar su duración, quedando con un total de 4 minutos y 26 segundos.

Años después y tras varios éxitos del grupo, como Hey Jude o Layla, el grupo relanzó la canción en 1972, alcanzando por fin los esperados número 1 en listas musicales de Estados Unidos y Canadá.

Como tantas otras canciones míticas de la época, también pasó a formar parte de la historia cinematográfica, al estar incluida en cintas como Casino, de Martin Scorsese.

The Spencer Davis Group – Gimme Some Lovin’

Lo que en castellano sería Dame algo de amor, es un tema escrito por Steve y Muff Winwood y Spencer Davis.

Lo más curioso de esta canción es que, según Muff Winwood, bajista del grupo, todo su proceso creativo se llevó a cabo en tan solo media hora. ¡Ojalá media hora nos cundiese tanto a todos!

A pesar de la rapidez en crear esta canción, el grupo estaba bastante presionado para lanzar otro tema diferente como sencillo. Por suerte para ellos, un ensayo bastó para que el manager del grupo decidiese que Gimme Some Lovin’ era el single que necesitaban.

The Troggs – Love Is All Around

Reg Presley consiguió llevar hasta el número 5 de la lista Billboard Hot 100 este tema rock.

Posteriormente, sería versionado por la banda escocesa Wet Wet Wet para la banda sonora de la aclamada película Cuatro bodas y un funeral.

The Turtles – Happy Together

Ay, el amor. El amor y la música han estado siempre muy unidos y este es el caso de Happy Together, este alegre tema sobre la felicidad que aporta estar con la persona a la que amas.

El tema fue escrito por Garry Bonner y Alan Gordon para formar parte del tercer álbum de estudio de la banda americana, titulado con el mismo nombre.

Lanzada en febrero de 1967, destronó del número 1 de la lista Billboard Hot 100 al tema Penny Lane de The Beatles, sin duda una hazaña memorable.

Ha sido versionada por artistas como Miley Cyrus e incluso ha formado parte de la banda sonora de películas, como en Freaky Friday con una versión de la banda Simple Plan.

The Velvet Underground – I’m Waiting For The Man

El entonces líder de The Velvet Underground, Lou Reed, compuso esta pieza en la que se trata el tema de la droga.

En concreto, este pop de garaje nos narra la historia de un hombre que más muerto que vivo viaja a Harlem para comprar veintiséis dólares de heroína.

A pesar de este macabro tema, I’m Waiting For The Man fue premiada en el año 2004 con el puesto 161 dentro del ránking de Rolling Stone de las 500 Mejores Canciones de Todos Los Tiempos.

The Velvet Underground – Sunday Morning

Con tan solo escuchar los primeros compases de Sunday Morning ya podemos percibir que estamos ante un tema eterno en la historia de la música.

Como muchos otros, ha sido rescatado en la actualidad como banda sonora de muchos anuncios publicitarios en televisión.

Sunday Morning es la pieza que da inicio al álbum The Velvet Underground & Nico, que supuso el comienzo de la trayectoria musical de esta banda americana junto con la cantante alemán Christa Päffgen, más conocida por el nombre de Nico, su apodo artístico.

The Young Rascals – Groovin’

Este incombustible tema de The Young Rascals llegó al número uno de las listas de éxitos probablemente gracias a su ritmo pausado, característico de la música afrocubana.

Y es que Felix Cavaliere, el vocalista del grupo, se sentía altamente atraído por este estilo musical.

Cuando escuchamos este tema rápidamente nos percatamos de instrumentos como la conga, propia de la música cubana, el bajo o la armónica.

Tal fue el éxito cosechado por esta canción que The Young Rascals decidieron, un año después de su estreno, realizar sendas versiones del tema en otros idiomas, como fue el caso del español, el francés o el italiano.

Tom Jones – Delilah

La carrera de Tom Jones destaca por haber cosechado un sinfín de números uno, entre los que encontramos este tema, una de las canciones con nombre de mujer más recordadas en el mundo anglosajón (especialmente).

A pesar de albergar una melodía pegadiza y que incita al baile, también esconde una letra de lo más macabra y truculenta. Escrita por Les Reed, Barry Mason y Whittingham Sylvan, esta canción narra la historia de un hombre que ha pillado con las manos en la masa a su mujer mientras esta hacía el amor con otra persona.

Al alba, una vez que el amante de su mujer abandona el lugar, el protagonista de la canción termina asesinando a su esposa como venganza.

Supuestamente y según The Reed, toda esta trama fue basada en la historia bíblica de Sansón y Dalila. Sin lugar a dudas, un tema con una letra como esta no llegaría ni por asomo a los puestos top de las listas de éxitos actuales.

Tom Jones – It’s Not Unusual

Originalmente, iba destinada a Sandie Shaw, quien tras escuchar la demo grabada por Jones, decidió que sería mejor que él la lanzara.

Y desde entonces… Cuántas veces habremos escuchado esta famosa canción. La letra versa sobre un corazón roto por ver a la persona que ama estar con otra persona.

Y, aunque no es inusual ver al protagonista de la canción llorar por su desamor, seguro que la recuerdas en contextos tan divertidos como en la escena del famoso baile de Carlton Banks en el Príncipe de Bel Air, donde incluso pudimos ver al mismísimo Tom Jones.

It’s Not Unusual no solo hizo que Jones hiciese un cameo en la famosa serie de los 90, sino que además, el tema compuesto por Les Reed y Gordon Mills, provocó el salto al estrellato del intérprete, desconocido hasta el momento.

Van Morrison – Brown Eyed Girl

Tras abandonar el grupo Them, Van Morrison emprendió una carrera en solitario que comenzó con este icónico tema.

Llegó a alcanzar el décimo puesto en la lista Billboard Hot 100, manteniéndose durante la friolera de dieciséis semanas dentro de dicho ranking.

La letra de esta pieza resultaba tan excesivamente tórrida para la época que tuvo que ser modificada y es que uno de los versos hacía alusión a making love in the green grass.

Finalmente, el protagonista de la letra tuvo que conformarse con tan solo laughing and running con su amada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies