Los 60. Canciones del año 1968 en inglés

Música de 1968 en inglés

Nos acercamos al final de toda nuestra lista dedicada a los grandes nombres de la música de los años 60. Una recta final que hoy nos lleva a conocer la mejor música de 1968, con nombres conocidos para todos los que hayan leído años anteriores, pero también con sorpresas y artistas únicos e irrepetibles siempre dignos de mención, como la primera que abre este año y que también aparecía en el anterior.

Por otra parte, te recordamos que ya hemos terminado la lista de 100 canciones con la música de los 50. Si quieres retroceder en el tiempo y así conocer a los precursores del rock and roll, te invitamos a descubrir nuestra selección de temas. 

En paralelo al desarrollo de esta década, también estamos realizando una lista con 500 canciones de los 70, por lo que si en lugar de retroceder, prefieres adelantarte a los actos, esa es tu entrada para conocer lo mejor que dejaron esos años. En cualquier caso, ahora estamos repasando la mejor música de 1968 en inglés y por eso vamos a centrarnos en ella. Canciones inolvidables, únicas e irrepetibles.

La mejor música de 1968 en inglés: 26 canciones por el amor libre

Antes de repasar todo lo que dio el 68 en lo que a música se refiere, vale la pena recordar el contexto que estaba viviendo una mayoría joven de la población. Los hippies, odiados por los punks y jóvenes de finales de los 70, eran lo más popular unos 10 años antes, lo cual puede verse en las canciones de 1968, preludio de lo que significaría el año siguiente como punto final en la cultura popular del movimiento en favor del amor libre.

Nos referimos a Woodstock, aunque ya hablaremos de este evento y de sus flores en la cabeza entre el barro en la lista de música de 1969 en inglés. Mientras tanto, a continuación te enseñamos cuál es la música de 1968 en inglés que más nos gusta. Sin olvidar lo importante que resultaron estos últimos años tanto en lo que a calidad musical se refiere como a nivel de lo que se vivió entonces, ya que durante estos últimos años de la década y principios de la siguiente comenzaron a morir por diferentes causas muchos de estos grandes artistas a una corta edad.

Aretha Franklin – I Say A Little Prayer

Comenzamos con Aretha Franklin, quien tuvo, gracias a la película Granujas a todo ritmo, un resurgir durante la música de los 80, pero cuyos mayor éxitos fueron en los 60. Tan solo un año antes ya pudimos verla cantando Respect, como seguramente ya verías cuando visitaste la entrada del año anterior. Por lo demás, seguramente no haya nada que decir respecto a I Say A Little Prayer, canción de larga y amplia fama en todo el mundo, tan grande como la de su cantante.

B.J. Thomas – Hooked On A Feeling

La versión más famosa de Hooked On A Feeling, sobre todo tras su aparición en la banda sonora de Guardianes de la galaxia, corresponde al grupo Blue Swede. Sin embargo, no es la original. Pero bueno, tenemos que darle el visto bueno por esa pizca de originalidad que va más allá de lo que sería una versión sin más. En cualquier caso, la canción con la voz de B.J. Thomas bien merece ser recuperada y escuchada muchas veces.

Big Brother And The Holding Company & Janis Joplin – Piece Of My Heart

La nunca suficientemente recordada Janis Joplin, otra de esas jóvenes promesas hechas realidad pero desaparecidas demasiado pronto, siempre ha estado con nosotros en forma de música. Su voz suele aparecer en anuncios publicitarios en televisión con cierta frecuencia, ya sea para anunciar coches o para invitarte a abrir una cuenta en un banco que dice no ser de izquierdas ni de derechas.

Desconocemos hasta qué punto habría sentado bien este tipo de historias a la cantante, pero lo que sí podemos decir es que Piece Of My Heart es una de esas grandes canciones de amor que tanto le deben a la personalidad de quien la canta como a la época que las creó.

Como es muy probable que no hablemos más de Janis Joplin, vale la pena hacer un poco más de hincapié en su carrera con canciones como Me And Bobby McGee, Cry Baby, Summertime o Mercedes Benz, que nada tiene que ver con Dans la Merco Benz de Benjamin Biolay, pero cuyo estribillo fue sampleado para una canción de G-Eazy allá por el año 2011, cuando su rap era más clásico que moderno.

Canned Heat – On The Road Again

Si por algo destaca On The Road Again, es por el uso protagónico de la armónica, además de por la singular voz de Alan “Blind Owl” Wilson, quien moriría dos años después, en 1970, con tan solo 27 años, el mismo año y a la misma edad que Janis Joplin y, sí Jimmy Hendrix.

Cream – White Room

Regresamos al rock psicodélico con Cream, de quienes ya hablamos cuando repasamos lo mejor de la música de 1967 en inglés. Como ya dijimos entonces, esta banda era un supergrupo sin saberlo. Formada por Jack Bruce a la voz y al bajo para la canción, Eric Clapton a la guitarra, Ginger Baker a la batería y los timbales, y Felix Pappalardi, el productor del grupo, con las violas.

Ya entonces, adelantándose a Bon Jovi y los demás grupos que le copiaron el sonido años después en muchas canciones de los 90, Clapton tocó su guitarra a través de un pedal wah-wah para lograr un “efecto de conversación”.

Gary Puckett & The Union Gap – Young Girl

Y tras una de cal, una de arena. Dos términos contrapuestos que no representan que uno sea mejor que otro, sólo diferentes. Es el momento de Young Girl, una canción mucho más clásica. Tanto, que si llegan a decir que es un clásico de la música de 1959, me lo habría creído perfectamente.

A pesar del contraste que supone respecto a lo que hemos estado escuchando con las canciones anteriores, lo cierto es que esta fue un auténtico éxito en 1968. Gary Puckett & The Union Gap alcanzaron el número 2 en el Billboard Hot 100 durante tres semanas, sólo por detrás de (Sittin ‘On) The Dock of the Bay de Otis Redding (que también aparece en esta lista).

Harry Nilsson – Everybody’s Talkin’

Otra de esas canciones que han aparecido en decenas de anuncios y cuya presencia en la película Cowboy de medianoche han marcado para siempre su incidencia en la memoria colectiva. Y más después de que Berto Romero en el Nadie Sabe Nada nos cambiara para siempre la percepción al reclamar nuestra atención sobre ese gran falsete que parece el maullido de un gato en celo.

Iron Butterfly – In-A-Gadda-Da-Vida

Si hablamos de referencias más o menos recientes a canciones del pasado, escuchando esta a muchos les vendrá a la mente la escena de Los Simpson en la que Bart cambia la partitura del himno y la organista de la iglesia de Springfield toca la versión de 17 minutos que los asistentes cantan a coro con la letra de en el jardín del edén, mi nena, verás lo mucho que yo te quiero. Impresionante cómo luego la versión para radios durara menos de 3 minutos.

Jimi Hendrix – All Along The Watchtower

Otro de los artistas fallecidos en 1970 a la edad de 27 años, y cuya repercusión en la música aún resulta latente, es Jimi Hendrix, aquí con una versión de una canción original de Bob Dylan pasada por el tono y los solos únicos del artista. Para muchos el mejor guitarrista del mundo, sin duda uno de los guitarristas famosos más importantes. Su figura es icónica. Tanto en fotos como en los vídeos que podemos encontrar sobre su imagen, provoca un interés a menudo desconcertante, pero otras muy comprensible dada su manera de tocar.

Louis Armstrong – What A Wonderful World

El lanzamiento de What A Wonderful World supuso el regreso y al mismo tiempo la despedida de Louis Armstrong. De él hablamos bastante cuando comentamos la música de los años 40, con grandes clásicos que han quedado para la posteridad, pero seguramente sea este último el más recordado de su discografía.

No sé si has tenido la oportunidad de verle en movimiento más allá de en sus actuaciones. Hay en internet un vídeo de un programa antiguo de la televisión estadounidense en el que personas anónimas tenían que adivinar quién era la persona a través de preguntas que le iban haciendo al presentador. Pues bien, resulta bastante entrañable ver a Louis Armstrong en What’s My Line? a partir del minuto 16.

Marvin Gaye & Kim Weston – It Takes Two

Si sabemos de un artista capaz de convertir los duetos musicales en un arte, ese era Marvin Gaye. En este caso no junto a su pareja más habitual Tamil Terrell, sino con Kim Weston. La canción It Takes Two es uno más de los hitos del cantante de la Motown, aunque su sonido evolucionó tanto a lo largo de los años como lo hizo el interés por temas cada vez más diferentes. Desde una etapa más clásica, centrada en las historias de amor, pasando por la ecología y la lucha contra el racismo, hasta convertirse en uno de los cantantes más famosos expertos en el erotismo musical.

Nina Simone – Ain’t Got No, I Got Life

Heredera de los más grandes de la música, a pesar de ser única, Nina Simone tiene una cantidad enorme de éxitos musicales que aún hoy suenan como recién hechos. Este es uno de esos clásicos, también utilizado en decenas de anuncios, lo que puede banalizar un poco el gran texto que hay tras el piano y la preciada voz de la artista de Carolina del Norte.

Otis Redding – Sitting On The Dock Of The Bay

Esta es una de esas canciones tranquilas que da gusto escuchar en cualquier momento feliz que te proporcione la vida. Un poco como cuando escuchas Raindrops Keep Fallin’ On My Head, pero con una voz con algo más de alma quizás. Alma en todos los sentidos, claro, porque Otis Redding era y siempre será uno de los más grandes del soul.

Rolling Stones – Sympathy For The Devil

Uno de los grupos de rock que más presente ha estado en las listas de éxitos durante todas las décadas de la segunda mitad del Siglo XX desde su aparición en la escena de los 60, siendo especialmente llamativo su regreso a la música de los 90 como uno de los sonidos más diferenciados dentro de la moda, repitiendo altas ventas de singles y álbumes tan importantes como los de antes y con tantas giras por el mundo como entonces, incluso más que antes y teniendo en cuenta todo el tiempo que había pasado.

Todo un mérito, aunque si lo piensas, en realidad de los 60 a los 90 ha pasado el mismo tiempo que de 1990 a 2020, y ahora muchas bandas de entonces viven su revival y sobre todo llenan sus carpas en los festivales o conciertos individuales. Sin embargo, eso es una cosa, y otra es que, además de atraer al público por tus trabajos pasados, mantengas el nivel con material nuevo.

Scott Walker – Jackie

De Scott Walker y Jackie precisamente ya dedicamos una entrada aprovechando la ocasión para recordar esta versión y la original de Jacques Brel. Una canción no tan conocida como lo son la gran mayoría de las que aparecen en este año, pero aun así de nuestras favoritas. Su letra, su instrumentación y la manera de cantar Scott Walker en este caso hacen de Jackie un tema único, incluso a pesar de ser una versión.

Simon & Garfunkel – Mrs. Robinson

A pesar de ser en realidad un apellido, para este blog, Mrs. Robinson es una de las canciones con nombre de mujer más famosas de la Historia, aunque sea por su apellido. Claro, sin escuchar la letra o sin ver la película de El Graduado, adivinar el género en base a su título sería verdaderamente complicado, pero con esos mimbres, nos la hemos jugado.

En fin, qué decir de Simon & Garfunkel, el dúo folk más importante en la música, con un montón de éxitos a sus espaldas, muchas más leyendas sobre su relación, rupturas y composiciones, y un estilo mil veces copiado pero nunca realizado con el mismo gran nivel que eran capaces de dar Paul y Art.

Small Faces – Itchycoo Park

A pesar de ser lanzada en agosto de 1967 como single, Itchycoo Park pertenece al álbum There Are But Four Small Faces, cuyo lanzamiento tuvo lugar el 17 de marzo de 1968.

El caso es que esta canción no es el primer éxito de Small Faces, pero es el que más nos gusta. Y no somos los únicos, porque aunque en Reino Unido tuvo más, en Estados Unidos es el único gran éxito, alcanzando el número dieciséis en el Billboard Hot 100 a principios de 1968.

Desde entonces, la canción ha sido versionada por varios artistas, siendo la más famosa aquella perpetrada por la banda inglesa M People en 1995, cuya interpretación dance alcanzó el número once en las listas del Reino Unido.

Steppenwolf – Born To Be Wild

Después de unas cuantas canciones más ligeras, quizá pensadas pero que tomaras aire, llega una de las canciones antiguas más escuchadas actualmente, tanto por lo moderna que sigue sonando, o más bien fresca y, por supuesto, por su infinita aparición en los anuncios de coche de cualquier marca un poco conocida. Junto con Radar Love, de Golden Earring, también una de las canciones que mejor parecen sonar mientras conduces.

The Band – The Weight

Si no sabes quiénes son The Band, algo muy difícil a raíz del documental sobre Robbie Robertson y el resto de su banda, además de por su participación en muchas giras y grabaciones de Bob Dylan, ahora ya sabes un poco más sobre ellos. Es verdad que no han destacado por sus grandes éxitos, pero son uno de los músicos más recomendables a nivel discográfico.

Esta canción sirve tanto como reivindicación como para dejar a modo testimonial su importancia en la música de los 50, 60 y 70. Su legado es bastante amplio, pero teniendo en cuenta la limitación de 250 canciones en inglés que nos hemos impuesto para los 70, añadir sólo una es lo que toca.

The Beatles – Hey Jude

En estos años, The Beatles ya pasaban de dar conciertos por la locura que generaban (y por la falta de necesidad). La discográfica prefería que la banda no parara de grabar y vender discos, mientras que la inseguridad de tocar en vivo cada vez les parecía mayor. Viendo los acontecimientos posteriores relacionados con John Lennon parece que no iban mal encaminados, desgraciadamente.

The Beatles – Ob-La-Di Ob-La-Da

Esta Ob-La-Di Ob-La-Da es una de las canciones más odiadas de la carrera de The Beatles. Perteneciente al álbum blanco, para muchos seguidores de la banda británica es un punto de inflexión total en su carrera. Para muchos, un trabajo denostado, para otros el gran clásico de una de las mejores bandas de la Historia. Sea como sea, su fama la precede y su presencia parecía incuestionable al hacer esta lista con la música de 1968 en inglés. No importa si ahora suene más adecuada para niños pequeños que para un adulto, al final es pegadiza para todos.

The Equals – Baby Come Back

Aunque esta lista ha sido creada para hablar de la música del año 1968 en inglés, bien podríamos haberla llamado Canciones de grupos musicales con nombre empezando por The. Una moda que volvió a principios de la década de los 2000, y que rompía con la anterior moda de ponerle un número al final del nombre de la banda (sobre todo en el punk).

En fin, The Equals era un grupo del norte de Londres y Baby, Come Back es una mezcla de rock and roll y beat, que refleja en gran medida el sonido londinense de la década de 1960, con el acento guyanés de uno de los cantantes, que le da al single un sonido distintivo en comparación con otros de su género.

La canción se lanzó por primera vez en 1966, un año después de la formación de la banda, pero no llegó a aparecer en las listas de éxitos. Sin embargo, después de unas ventas impresionantes en el resto de Europa (alcanzó el top 10 en Bélgica y los Países Bajos), la canción fue reeditada en el Reino Unido el 1 de mayo de 1968 y alcanzó el número 1 en la lista de singles del Reino Unido el 3 de julio. De ahí nuestra elección por su presencia en este año y no dos antes.

The Foundations – Build Me Up Buttercup

Has escuchado esta canción antes de leer estas líneas, ¿verdad? ¿Qué posibilidad hay de que pensaras que Build Me Up Buttercup era una canción más moderna? Quizás su aparición en la banda sonora de Algo pasa con Mary la hiciera revivir tanto que ya no era algo tan de los 60, pero lo cierto es que su sonido es puro años 60 y para nosotros es perfecta como música para empezar el día de buen humor.

No sé si serás, lector, amante del hip hop, pero de ser así, quizá tengas interés en conocer la versión sampleada como rap romántico hecha por Ol’ Dirty Bastard, miembro prematuramente fallecido de los Wu Tang Clan. No creemos que mejore la versión original, pero tampoco podemos negar su capacidad de hacernos sentir muy bien y alegres. Seguramente virtud de The Foundations.

The Human Beinz – Nobody But Me

Utilizada por Quentin Tarantino, experto en hacer revivir canciones no tan recordadas hoy en día, La vida útil de la canción Nobody But Me es un poco más larga de lo que era hasta hace unos años. La verdad es que escuchada junto al resto de los temas compuestos por las bandas empezadas por The, esta de The Human Beinz suena muy bien, pero un tanto similar a otras. Aun así, es obvio que este es un temazo que merece entrar en esta lista.

The Mamas And The Papas – Dream A Little Dream Of Me

La canción Dream A Little Dream Of Me es un clásico de la música del que ya hemos hablado en el pasado varias veces. Primero por ser una versión de la cantada por Ella Fitzgerald y Louis Armstrong, pero también por ser la primera que abría la lista de los 50. Poco más que añadir sobre este gran tema.

The Monkees – Daydream Believer

Aunque existe la creencia de que The Monkees son una banda de farsantes, producto de marketing derivado de un programa de la televisión, pero algo de verdad en ellos existía. No sabemos cuánto, porque no somos expertos en la carrera de dicha banda, pero sí conocemos algunos detalles relacionados con su obra y las composiciones de las mismas.

De acuerdo con la Wikipedia de The Monkees, al principio los cuatro actores y músicos tenían muy pocos permisos a la hora de grabar sus discos. Carecían de libertad creativa y de autoría, por decirlo así. Sin embargo, esto duró sólo unos meses a lo largo de los 5 años que duró la banda junta.

Además, esto se debió en parte a la cantidad de tiempo necesario para filmar la serie de televisión. Aun así, Michael Nesmith, miembro del grupo junto a Micky Dolenz y Peter Tork, tuvo permiso para componer algunas canciones desde el principio, y Tork contribuyó con un trabajo de guitarra (aunque limitado) en las sesiones producidas por Nesmith. Este escaso protagonismo finalmente les llevó a luchar por el derecho a supervisar colectivamente toda la producción musical bajo el nombre de la banda, actuando como actores, músicos, cantantes, compositores y productores, en pos de los derechos de las canciones.

The Zombies – Time Of The Season

Acabamos nuestra selección de 27 canciones de 1968 en inglés con Time Of The Season, de la banda inglesa The Zombies. Una de esas canciones para hacer el amor sin importar siquiera qué dice la letra. Rock psicodélico de la mejor calidad, con algunos arreglos, improvisaciones y añadidos muy especiales, algo locos a veces, pero que convierten esta canción en la mejor forma de acabar cualquier lista de música, cualquier bar y cualquier boda. Vale para todo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 2 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies