Jo Yeong-wook, Cho Young-wuk o 조영욱, el compositor de cabecera de Park Chan-wook

Jo Yeong-wook, Cho Young-wuk o 조영욱

Para todo aquel que no tenga el gusto de conocer al compositor de música clásica y bandas sonoras surcoreano Jo Yeong-wook (Cho Young-wuk si lo escribes tal cual lo pronuncias, 조영욱 si lo escribes usando el alfabeto coreano), es posible que hayas oído algo sobre él aunque no de su nombre. Sobre todo si has visto alguna de las películas del director Park Chan-wook, con quien suele trabajar de forma asidua desde los inicios de su carrera.

Son obra de Jo Yeong-wook la banda sonora de Oldboy, La doncella (The Handmaiden) o más recientemente La chica del tambor. Su trabajo, por algún motivo que desconocemos dado el poder de las garras de Hollywood para atraer a sus aposentos todo lo que encuentra con cierto talento, está bastante centrado en la producción de cine coreana. Además de trabajar con Park Chan-wook, ha trabajado con muchos otros cineastas mucho menos conocidos en la parte occidental del planeta, pero de mucho éxito y prestigio en su país. Este otro apartado incluye la composición de bandas sonoras para Nameless Gangster, New World o la película de terror The Closet (sí, vamos a utilizar los títulos en inglés de todo lo que no lo tenga en español, omitiendo el coreano).

El autor, nacido el 1 de enero de 1962, es tan prolífico como la mayoría de compositores de bandas sonoras de su generación, pero su maestría lo ha hecho destacar como el mejor de Oriente. En este artículo vamos a intentar dar buena fe de ello con una selección de sus mejores trabajos, así como algunos retazos de sus melodías más interesantes o llamativas. De vez en cuando, como también hizo Max Richter en Vals con Bashir, hace uso del trabajo de otros para llevarlos a su terreno, y ahí también destaca y llama la atención.

¿Cuánto de Oldboy se lo debemos a Jo Yeong-wook?

Antes de comenzar a repasar la obra de Jo Yeong-wook, merece la pena hacer un ligero hincapié en una de sus obras magnas más famosas. A pesar de haber compuesto la banda sonora de toda la trilogía de la venganza dirigida por Park Chan-wook, formada por las películas Sympathy for Mr. Vengeance, la ya mencionada Oldboy y Sympathy for Lady Vengeance. He de decir que, para mí, la mejor, musicalmente hablando y en consonancia con la película a la que acompaña, es la última de las tres. Sin embargo, todas tienen piezas dignas de mención, por no destacar el conjunto de todas ellas como un todo casi perfecto.

Pero ahora, volviendo al tema de este apartado: si hablamos únicamente de la experiencia que tenemos al visionar una película (esto es: al vivir en su totalidad una experiencia cinematográfica), la música puede aumentarla o disminuirla en función de su calidad o adaptabilidad al espíritu de dicha obra. Pues bien, en el caso de Oldboy para mí es patente cómo Jo Yeong-wook la hace más memorable de lo que ya es por el mérito de sus imágenes y el ritmo narrativo. Basta con recordar algunas de las escenas más impactantes de la película y seguramente todas ellas contienen un extracto que te llama la atención y cuadra con lo que se ve perfectamente.

Por ejemplo, tenemos la escena en que Oh Dae-su sujeta por la corbata a un hombre y su perro al borde de una azotea. Durante este momento de tensión y de la fuerza que te da ser libre de nuevo, está sonando Look Who’s Talking. Cuando comprendemos la motivación del antagonista de Oh Dae-su para hacer lo que hace, estamos escuchando Out Of The Past. A raíz de esta revelación, llegamos a la conclusión del relato con The Last Waltz, en el que la protagonista pronunciará un te quiero que dejarán al espectador sentado en su asiento durante un rato.

Con estos mimbres, creo que podemos repasar el resto de la obra seleccionada de Jo Yeong-wook, muy centrada en la dupla que hace con el famoso director coreano, pero también con alguna que otra aparición menos esperada.

Las mejores bandas sonoras de Jo Yeong-wook

Cabe señalar, antes de comenzar con el listado de nuestras bandas sonoras favoritas, que, si hacemos hincapié en las distintas maneras de escribir el nombre de Jo Yeong-wook, es porque ni el propio Spotify se aclara con él. Si buscas por su nombre escrito de la forma más habitual, darás con una parte de su obra, pero si buscas por Cho Young-wuk o 조영욱 verás otras diferentes. Y aunque verás que a menudo se le asocia al K-Pop, no tiene nada que ver en realidad.

Esto se debe, en gran medida, a que da la impresión de que el propio compositor firma sus obras de distintas maneras en función del mercado al que van dirigidas, siendo por ejemplo el tercero el que aparece cuando buscas la banda sonora de La doncella, el segundo para Oldboy y el primero el escogido para nombrar listas de reproducción. Y además hay un lío de nombres coreanos que no sabemos si hacen referencia a los instrumentistas, compositores de piezas concretas o a la colaboración en dicha composición.

Así pues, vamos ya con nuestra selección de bandas sonoras favoritas compuestas por Jo Yeong-wook, donde hay una amplia mayoría de monotema ya comentado, pero con los años también una mayor amplitud de miras en lo que a realizadores de cine se refiere. O al menos en relación a la exportación de películas de otros directores coreanos diferentes a los ya conocidos (como el ya mencionado o el ahora incluso más famoso Bong Joon Ho).

Banda sonora de Joint Security Area (JSA)

En Joint Security Area (JSA) asistimos al largometraje que empezó a poner en la palestra a Park Chan-wook, quien ya había realizado algunas películas de larga duración unos años antes. Sin embargo, para Jo Yeong-wook era su quinto trabajo al frente de una banda sonora. Al igual que la cinta a la que hacemos referencia, la banda sonora es sobria y hasta en gran medida austera.

Destacamos la ornamentación de Barricade como lo más destacado, ante una obra que todavía no llamaba tanto la atención como lo haría unos años después, pero que ya guarda gran parte de la impronta y de los elementos que le harían un nombre famoso (aunque no todos puedan escribirlo igual).

Banda sonora de Sympathy for Lady Vengeance

Como estamos manteniendo un orden cronológico, detrás de este listado no hay una predilección concreta en la estructura, aunque obviamente sí existen unas más favoritas que otras. La banda sonora de Sympathy for Lady Vengeance es una de ellas, sin duda.

Composiciones como The Kind Ms. Kum-Ja o Pull The Trigger dan buena fe de ello. Las reminiscencias a Johann Sebastian Bach son clarísimas y de ahora en adelante los homenajes a su obra serán un elemento extra de sus mejores bandas sonoras. Los instrumentos de cuerda destacan, aquí, mucho más que en su trabajo anterior, a pesar de ser en ambos centro de la mayoría de las piezas.

Banda sonora de Soy un cyborg

Quizá porque es una de las películas más extrañas y singulares de la carrera de Park Chan-wook, la banda sonora de Jo Yeong-wook también lo sea. En esta, destacan mucho más los instrumentos de viento que los de cuerda. Especialmente en piezas como Chumchunun Saibogu o Saibogu Yunggun. Dos enormes vals que cualquiera podría añadir en un baile decimonónico o incluso anterior.

Si te has fijado en los dos títulos elegidos como nuestros favoritos dentro de la banda sonora de Soy un cyborg, te habrás dado cuenta de que son romanizaciones literales del coreano y no la traducción al inglés. No importa demasiado, pero sí que quiero recalcar cómo pasa a escribirse ciborg en coreano y a su vez en español.

Banda sonora de Thirst

Para muchos, Thirst fue un ligero traspiés en la exitosa carrera de Park Chan-wook, aunque no así en la de Jo Yeong-wook, visto lo visto. Eso sí, incluso en las más que recomendables Bach On Radio, Resurrection, Sang-Hyun o la más popular A Cute Vampire hay un poco de esa cadencia algo más cargante. O no, y es que mi recuerdo de la película me dejó un gusto un poco más alicaído respecto a temazos como el primero de los mencionados, que de aburrido, lento o monocorde tiene muy poco.

Banda sonora de Nameless Gangster

A partir de este momento, podemos ver cómo la ambición de un proyecto en el cine coreano puede ser medida a través de la dirección y las partituras de Jo Yeong-wook. No cambia el saber hacer, aunque lo adapte a una película de a película bastante menos parecida a lo que le teníamos acostumbrado a hacer.

Teniendo en cuenta que la cinta transcurre a lo largo de las décadas de 1980 y 1990, la banda sonora también, pero sobre todo se adapta al tono de ser una película de la mafia, con ritmos que bien podrían salir de escenas italianas. Ese es el caso de Year 1982, Ourselves o Pedigree. Notamos el cambio de tercio enseguida porque, como decíamos, se adapta al tono (o lo impone) del film al que esté dando vida musical.

Banda sonora de New World

El tema principal de New World sí se acerca al Jo Yeong-wook que habíamos conocido, haciendo uso de instrumentos de cuerda y viendo con mucha fuerza. Olvidando los ritmos más modernos (aunque típicos de la música de los 50 en realidad) que nos dejó en la anterior banda sonora.

Hablando de esto, lo que tampoco vuelve a retomar en estas películas, y sí estaba presente en Oldboy, es la música electrónica formando parte de algunas piezas junto a la composición más clásica.

Banda sonora de La doncella (The Handmaiden)

Ahora sí, la banda sonora de Jo Yeong-wook que más habré escuchado durante los últimos años, y también la película de Park Chan-wook que más he disfrutado, y además a tantos niveles, que hablar de ella siempre es un placer, sin importar cuál es el principal motivo.

Piezas de orfebrería musical como My Tamako, My Sookee, Wedding, You Are My Baby Miss o The Tree From Mount Fuji hacen de cada escena (ya de por sí perfectas) algo brillante. El culmen artístico de esta pareja que nos ha dejado tanto buen cine desde hace décadas.

Banda sonora de The Drug King

Dos años después de haber compuesto la obra maestra que es La doncella, Jo Yeong-wook decidió cambiar de registro por uno más similar al escuchado en Nameless Gangster. Sin embargo, y quizá derivado de lo fallida que me resultó la película protagonizada por los siempre grandes Song Kang-ho y Doona Bae, esta banda sonora no me resultó tan recomendable como un uno divisible de la obra visual a la que forma parte.

Banda sonora de El gangster, el policía y el diablo

Terminamos nuestro repaso a la obra de este gran compositor coreano con la banda sonora de una película estrenada en 2019, El gangster, el policía y el diablo. Esta cinta cuenta con otros rostros conocidos de la cinematografía asiática y vuelve a mostrar una clara ambición por traspasar fronteras con el ya clásico género de acción surcoreano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies