Los 70. Música del año 1971 en inglés

Música del año 1971 en inglés

Si existen dos décadas en la música en las que el sonido haya llegado a los niveles de calidad más altos (o únicos) nunca oídos ni antes ni después, esas son los 60 y los 70. Basta con escuchar el vinilo de una publicación original frente a una edición nueva de estos años, para comprobar lo diferente que ambos suenan. ¿Es mejor la reedición con el sonido remasterizado, o la edición original con la que el artista decidió que llegara a los oyentes?

En este artículo no vamos a entrar en absoluto en el tema que hemos sacado; sólo vamos a recomendar la mejor música del año 1971 en inglés, pero nos parece una pregunta interesante, y sobre la que podríamos alargar mucho la respuesta, posiblemente. Básicamente, porque todo depende de lo que busque el consumidor, y eso varía mucho en función de la edad, los intereses y las obsesiones.

Como ya hicimos con las canciones de 1971 en español, en este post repasaremos más de 20 canciones del año 1971 en inglés, en orden alfabético, y que cuenta con nombres muy populares y otros no tan recordados que igualmente merece la pena mencionar. Antes de empezar hemos dejado una lista de reproducción de YouTube con todas las canciones escogidas y en el mismo orden, por si quieres escucharlas a medida que descubres los nombres y títulos detrás de ellas.

La mejor música de 1971 en inglés

Ante la posibilidad de que hayas caído en esta página dedicada a la música del año 1971 en inglés sin más contexto que el del buscador de Google, que sepas que esta lista forma parte de una mucho más grande y global, dividida por años, diferenciando por décadas y, desde finales de los 60, también separada por idiomas, dada la creciente cantidad de nombres y temas que vamos incorporando a todas ellas.

En caso de que tengas interés, en el menú de la página podrás encontrar todas ellas, ya sea a través de la categoría de música antigua, o visitando individualmente los diferentes apartados que separan cada década para una visualización más sencilla de los singles que seleccionamos en cada año.

Por una parte, si eres un melómano de todas las épocas, puedes probar a empezar por la música de los años 30 o quizás descubriendo qué canciones de los 40 te recomendamos. Si prefieres ir sin ningún orden, o descubrir otros artistas de otras épocas más actuales, también estás invitado. Y si tienes algún comentario que te gustaría compartir con nosotros, opiniones, artistas que no has visto y que te gustaría ver aquí, somos todo oídos. 

America – A Horse With No Name

Empezamos con un clásico musical de 1971 que ha trascendido en el tiempo. Es indiscutible. Un caballo sin nombre, en su traducción, es el título con el que Dewey Bunnell y la banda America pasaron a ser inmortales; un icono incontestable.

Publicada antes en Europa que en Estados Unidos (donde fue lanzada como single en 1972), A Horse With No Name pertenece al olvidado género folk rock que tan poca presencia tiene en nuestros días, a pesar de la amplia fama de sus precursores, que ha llegado hasta nuestros días.

La banda, de origen estadounidense, pero formada en Londres un año antes de este sencillo, tuvo bastante éxito a lo largo de toda la década, a pesar de ser recordada hoy (por no decir únicamente, ya que en los países de habla inglesa su popularidad fue ligeramente diferente a la de los países de habla hispana) por este éxito. Siguen en activo desde entonces, seguramente con más energía y vitalidad que la que muestro yo con 30 años menos.

Bill Withers – Ain’t No Sunshine

Otro de los grandes éxitos de 1971 en inglés que surcó todos los mares es este Ain’t No Sunshine (No brilla el sol, en su traducción en español) del gran Bill Withers, quien abandonó este mundo en el año 2020 (anus horribilis), dejando un legado musical inolvidable.

Este single producido por Booker T. Jones ha sido versionado hasta la saciedad, pero nadie ha sido capaz de transmitir la misma emoción, siquiera acercarse, que Withers. Ni siquiera usando su voz a modo de sample, como hizo DMX, sonaba tan intenso. Porque la compuso él, quizá le dio la mejor interpretación.

David Bowie – Life On Mars?

Cabe recordar que en casi todas las canciones del año 1971 en inglés hay un mito que la canta y la interpreta de tal manera que nadie ha sido capaz de mejorar. Siguiendo la lógica de la anterior canción, quizá se deba a que la gran mayoría interpretaba lo que componía, dando lugar a una musicalidad que iba más allá de tener buena voz. Porque no todo en la música en lo que muchos entienden por cantar bien, sino en tener una voz propia y personal, que sepa adaptarse al sonido y a la letra, que transmita sensibilidad más allá de los idiomas.

Gracias, David Bowie.

Don McLean – American Pie

Una vez escuché o leí decir que Killing Me Softly With His Song, canción inspirada en un poema de Lori Lieberman, fue pensada por Charles Fox y Norman Gimbel a raíz de escuchar este tema de Don McLean. Pues bien, no es cierto. Fue debido a una canción de McLean, pero era Empty Chairs y no esta. No pasa nada, porque otra cosa no, Pero American Pie tiene tanta historia a sus espaldas como minutos dura (en su versión sin cortar).

Otra canción folk rock para nuestra lista con completar nuestra música del año 1971 en inglés, construida alrededor de el día que murió la música, contando su personal visión de la historia del rock and roll desde 1959 hasta 1970. Devuelta a la palestra por Madonna 30 años después, su larga duración la ha alejado un poco de los medios, pero aún la podemos escuchar bastante por ahí.

Harry Nilsson – Without You

Otra canción popularizada décadas después por una versión de gran éxito en el mercado musical fue esta Without You, en la voz de Mariah Carey. El clásico de Harry Nilsson, de cuyo tema Everybody’s Talkin’ ya te hablamos cuando repasamos toda la música de los años 60 (en concreto el año 1966), reapareció en la palestra con otro gran éxito 5 años después de aquel, un poco más triste que entonces, si cabía la posibilidad.

Además de triste, te recibía en batín. Qué más se puede pedir.

Isaac Hayes – Never Can Say Goodbye

¡Atención! Esta canción no está compuesta por Isaac Hayes; rompemos la norma que nos acabábamos de inventar. También la de las versiones y cuál es mejor o si ninguna es superior a la versión original. Basta echar un vistazo a grandes versiones para ver que no hay que aseverarlo todo. Para empezar, porque para gustos colores, y para seguir porque hay decenas a elegir y para eso están. Que se lo digan a los Jackson 5, que interpretaron la primera Never Can Say Goodbye, o a The Communards, que lo hicieron animosamente en 1987.

En los tres casos, cada uno supo darle un toque único, bien diferenciador. Nosotros hemos querido mostrar esta versión porque permite ver de lo que Hayes era capaz. El Moisés negro, con su voz y estilos propios, mucho antes de South Park, cuando con Shaft quedó para siempre retratado en la cultura pop americana (e internacional).

Jethro Tull – Aqualung

Nunca lanzada como single ligado al álbum homónimo, es la canción más popular de la banda, la que, con su famoso riff de guitarra inicial, el tema pasan por varios estadios diferentes a lo largo de sus más de 6 minutos, y todos de una riqueza única. El rock progresivo a pleno rendimiento.

En definitiva, otro clásico de la música en el año 1971 que aún hoy sigue atrayendo adeptos. Y sino, que se lo digan a los cientos y cientos de personas que acudieron a su últimos conciertos en España hace no muchos años.

John Denver – Take Me Home Country Roads

A pesar de tener ya una edad que implica no ser joven, sólo tengo dos recuerdos asociados a John Denver; ninguno de ellos por esta canción. Uno de ellos, el primero, aunque quizá un poco inventado, dado el paso del tiempo y la evolución que cada uno hace de la memoria, es su aparición en Los Simpson durante uno de los primeros episodios especiales de la casa-árbol del terror que debieron realizar. El segundo recuerdo, por su parte, tiene que ver con la primera Destino Final, ya que cada vez que sonaba Denver es que también iba a aparecer la muerte para liar alguna de las suyas.

En ambos casos, su aparición musical era tenebrosa, traía mala suerte o estaba relacionada con el mal, el terror y la idea de que algo grave iba a pasar. ¿Por qué? La opción de Destino Final me la supongo más, dado el fallecimiento del cantante pilotando un avión, pero el de Los Simpson no lo sé. Seguramente tiene una explicación coherente que en Estados Unidos es conocida por todos, pero en este caso hemos preferido permanecer en la ignorancia y no saberlo. Eso convierte este enigma en algo especial, sobre todo si alguien vuelve a jugar con esta broma en el futuro.

John Lennon – Imagine

Después de abandonar The Beatles y ser el más hippie entre los hippies, John Lennon compuso un himno que mucha gente ha desgastado con el uso, pero que sigue permaneciendo en el tiempo como tal. Hay quien cuestiona el mensaje por el nivel de quien lo envía, pero al final el mensaje es el que es. Al menos trataba de dar un mensaje para mejorar, porque no todo es siempre buscar lo malo de quien intenta sacar lo bueno, aunque sólo sea de palabra.

Bueno, no sabemos, sólo dudamos. 

John Lennon – Jealous Guy

Aquí otro clásico de 1971 en inglés, de un inglés. Nunca podremos saber qué habría hecho dentro de la industria de haber seguido cantando, porque en 1980 un loco le quitó la vida tras recibir un autógrafo de su puño y letra, con la intención de ser famoso a raíz de ello. Una verdadera lástima, porque muchos se quedan con que el legado de John Lennon será eterno, y es cierto, pero es que su vida era su vida, y con eso se acabó.

Por ejemplo, más allá de su propia carrera, nunca pudo ver cómo su hijo Sean Lennon, del que hablamos en la lista de canciones tranquilas para la noche, era un músico apreciado por los críticos y el público.

Led Zeppelin – Rock And Roll

Para muchos, Led Zeppelin es el mejor grupo de música de la Historia, sin géneros añadidos. Nosotros podríamos decir que estamos de acuerdo, aunque mañana podríamos no estarlo, porque nos encanta soltar frases que parezcan sentar cátedra y luego decir que no; siempre a favor de cambiar de opinión, sobre todo si estamos hablando de algo que no importa nada en realidad. Lo que importa es que lo escuches, si te gusta, y a disfrutar. No conviene ser pesados.

El caso es que el año 1971 fue muy bueno para la música y sobre todo para Led Zeppelin, ya que la banda de Jimmy Page, Robert Plant, John Bonham y John Paul Jones se convirtió en leyenda sin paliativos para siempre gracias a este álbum, donde podemos encontrar esta Rock And Roll (una hostia en toda la cara, precursora de cien géneros dentro del rock) y, al menos en el subconsciente colectivo, por el single que vendrá tras este en la lista: Stairway To Heaven.

Desde entonces, el número de imitadores (por poner un adjetivo) con talento y sin él ha sido creciente. Desde Guns n’ Roses a Greta Van Fleet, todos se agradecen. Al final, hay quien piensa que esta banda también imitó o copió los sonidos de otros, así que lo comido por lo servido, al menos mientras esto sea bueno.

Led Zeppelin – Stairway To Heaven

La gran balada del rock por excelencia. Lo que en inglés conocen como power ballad. Lo que en Chile significaría una canción para encandilar a las minas. Todo es, y bastante más, es este Stairway To Heaven. Led Zeppelin se calmaba de repente y ofrecía un tipo de sensibilidad que no parecía tener hasta ese entonces.

¿Eso es bueno, malo, peor? En muros de absenta nos gustan ambas acepciones de la banda, aunque es verdad que preferimos mucho más a la que transmite energía y no va nunca a menos. Quizás porque este temazo está demasiado manido y eso ha desgastado su poder. ¿El álbum? Led Zeppelin IV o Untitled, según los gustos.

Marvin Gaye – Mercy Mercy Me (The Ecology)

Cambiamos de tercio por completo. Volvemos al R&B que tanto éxito tenía en los 70. Y lo hacemos con un adelantado a su tiempo en muchos aspectos. Marvin Gaye, recordado sobre todo por sus temas sensuales (Let’s Get It On o Sexual Healing, por ejemplo), ofreción en 1971 canciones con temáticas que por entonces parecían no existir, de gran conciencia social (que sí existían ya) y ecológica (no tanto).

El sonido de la Motown, nunca suficientemente reivindicado, era elevado a los altares de la canción y no sólo de este año. Convertido en un clásico, fue superado por el single que te mostramos a continuación.

Marvin Gaye – What’s Going On

What’s Going On, siempre relevante, aparece en todas las listas con música del año 1971 en inglés. Compuesta por Renaldo “Obie” Benson, Al Cleveland y Gaye, encuentra su origen en un incidente de brutalidad policial presenciado por el primero de los tres.

Por una parte, mientras escribimos estas líneas, se están produciendo las protestas del movimiento Black Lives Matter por el asesinato de George Floyd, ciudadano afroamericano estadounidense, a rodillas de un policía. Por otra parte, en el 71 Gaye estaba preocupado por su hermano, destinado en Vietnam. Por último, Berry Gordy, dirigente de Motown, quien estuvo muy en contra de la inclusión de temas sociales y ecológicos en la música eminentemente bailable de la discográfica.

La equidistancia, el dinero, la conciencia y la ideología. Todo en uno. Cuatro ideas que no parecen tener nada en común, salvo todo lo que las diferencia.

Rod Stewart – Maggie May

Rod Stewart, un todoterreno que ha llevado su carrera hacia los clásicos del swing, el jazz y los standars como crooner, fue una estrella en los 70 que se anticipó completamente a los 80 en el espíritu y las modas. Con sus pintas, el glam formal y en fondo, y su inconfundible voz, nos ha regalado muchas canciones que van más allá de la anécdota de sus peinados (con los que pasó a la historia).

Versionada y traducida al español a principios de siglo por M-Clan, la melodía de Stewart vivió una novena juventud que la revitalizó. Para muchos, Maggie May es la mejor canción que tiene dentro de su repertorio, y nosotros no lo vamos a negar.

Rodriguez – I Think Of You

Después del álbum Cold Facts, lanzado un año antes, y donde podíamos encontrar temas como Sugar Man o Crucify Your Mind, Rodriguez regresó con Coming From Reality. El gran olvidado de la década (aunque no en todas partes) que fue recordado por un documental en 2013 y desde entonces no ha parado de dar conciertos como si intentara recuperar todo el tiempo perdido (siempre que su salud lo permite).

Si bien este segundo álbum cuenta con un nivel ligeramente inferior al anterior, lo cierto es que bien merece la pena tu tiempo. Si eres fan de Dylan, por ejemplo, deberías probar a escuchar también a Rodriguez, el cantautor.

The Rolling Stones – Brown Sugar

Como no, aquí también están sus satánicas majestades representadas por una canción. Aunque en líneas generales intentamos limitar la presencia de todas las bandas a un número nunca superior a 3 canciones por año, a veces resulta imposible. No es el caso de los Rolling Stones, pero a veces nos pasa y ya te lo avisamos: en esta lista pasará dentro de no muchas canciones (en concreto 3).

Qué decir de Brown Sugar. Ya han dicho bastante muchos más expertos y mejores en términos de adjetivos y de conocimientos musicales, así que nos vamos a callar por un momento.

T. Rex – Bang A Gong (Get It On)

No sé si te das cuenta, pero es difícil no encontrar temazos durante todo este año. La música de 1971, al menos en inglés, parece haber llegado a un nivel de madurez tal que, de verdad, uno podría escuchar cada canción 10 veces seguidas en un día y no le pasaría nada.

T. Rex, puede que el grupo de glam rock más grande que ha existido, a pesar de su triste corta vida, molaba mucho, en el sentido más amplio del significado tras la palabra molar.

The Doors – Riders On The Storm

Otra banda cuyo vocalista e imagen principal tuvo un final terrible y muy temprano. Aunque en este caso no por culpa de un accidente de tráfico (como en el caso de Marc Bolan, de T. Rex). La figura de Jim Morrison fue elevada a mito ya en vida, dado su carisma, su poesía y su manera de cantar.

Pero no todo era su voz. The Doors fueron unos auténticos pioneros de la psicodelia hasta las últimas consecuencias, aunque eso alargara sus temas en una deriva oscura y dura de seguir. No todo va a tener que durar 3 minutos.

The Who – Baba O’Riley

Ahora sí, llegamos a la banda que más aparece mencionada en nuestra lista de música del año 1971 en inglés, The Who. Los mayores Mod del mundo, por antonomasia, por popularidad, influencia y capacidades artísticas, que van más allá de la propia música.

The Who – Behind Blue Eyes

Parece que con el álbum Who’s Next, The Who llegaba a la plenitud, al gran cenit de su carrera. A pesar de que para muchos pueden ser o siempre serán los que aparecen en las 100 versiones de los CSI que ha habido, lo cierto es que han sido mil cosas antes de ser eso, porque sus canciones han trascendido todo, y no tienen ninguna que parezca de otra época. Todas las épocas que han existido han sido de Pete Townshend, Roger Daltrey, John Entwistle y Keith Moon.

Hace un tiempo hablamos del Nu Metal como género olvidado que parece haber recuperado cierto interés en los últimos años, y en ese artículo mencionamos la versión que Limp Bizkit hizo de esta canción, convirtiéndose para la mayoría de sus críticos en el único tema que vale la pena dentro de toda su discografía, lo cual dice más a favor de The Who que de Limp Bizkit.

The Who – Won’t Get Fooled Again

La última canción de la banda que aparece en nuestra lista sirve de entradilla para CSI: Miami, el segundo spin-off de la franquicia. Entre todas ellas existía una relación, más allá del título de cada serie o del nombre de su famoso productor, y era el opening. Ya sólo por ellos merecía la pena escucharlo entero, aunque ahora si estuviese en Netflix no sabemos si la gente le daría a la opción de pasarlo igualmente.

Uriah Heep – Lady In Black

Siempre hemos pensado en hacer una lista de temas con mujer en el título. No, no de canciones con nombre de mujer en el título, eso ya lo hemos hecho. Sería más bien que contuvieran la palabra Lady. Podrían ser temas con los diferentes colores en los que se las ha cantado, o simplemente que contengan la palabra.

Mientras llega ese día, disfrutemos del ritmo acompasado que Uria Heep transmite aquí. Un temazo del álbum Birds Of Prey, cuya portada nos encanta, por lo que sea.

Por último, y antes de despedirnos, no olvides que nuestras listas continúan creciendo cada día. Descubre ya qué canciones de los 80 tenemos para ti siguiendo el enlace, y que la música no pare nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies