Mitad cantante, mitad pintora, Laurence Nerbonne, el segundo nombre a destacar en lo mejor del año 2016, desborda talento y una voz muy especial y llena de personalidad. Para quien no sepa de quién hablamos, en realidad no hace mucho que empezamos a saber de ella (principalmente gracias al blog Filles Sourires), cuando aún formaba parte de la recomendable y extinta banda canadiense Hôtel Morphée. XO es el primer álbum en solitario de Nerbonne, un canto alegre que contrasta con el tema que os recomendamos en nuestra primera parte de lo mejor del año 2016.

Aunque no esconde su faceta lenta o más romántica, esta polifacética artista se defiende especialmente bien en los terrenos más alegres, moldeándose a los acordes y los ritmos ofrecidos en sus producciones, y modulando la voz constantemente (sin cargar nunca al oyente), para obtener de cada canción la mayor calidad, siendo Montréal XO una de las que mejor ejemplifica todo esto. Electro-pop azucarado y marcado de cierta sensualidad. Entre el rap y el R&B de acento francés, es tan pegadiza como un chicle. Es todo un desafío, la verdad, conseguir hacer una canción para bailar y que poder escuchar tranquilamente si hace falta, si no tienes ganas de salir siquiera.

Y que no os confunda tanta etiqueta musical. Laurence Nerbonne es una cantautora en toda regla. Su música desprende rayos de sol, pero nunca calurosos, más bien primaverales. El tipo de temperatura que te incita a ser feliz, a emprender caminos lleno de energía y optimismo; no del de acostarse en casa para no sudar al dar un sólo paso. Laurence se encarga de los arreglos, los ritmos  y los textos junto a Philippe Brault (Pierre Lapointe, Salomé Leclerc), y el resultado roza la excelencia pop. De hecho, todo el álbum, XO, del que se extrae Montréal XO, es uno de esos discos raros capaces de encajar con la intimidad del hogar y al mismo tiempo con la emoción común de estar en una  discoteca.

No es probable que veamos o escuchemos a Laurence Nerbonne aquí, ni en un futuro próximo ni uno bien lejano. De hecho, entre la distancia y el idioma, la barrera comercial parece insalvable. Sólo El Corte Inglés podría hacer de ella un éxito mundial (o ibérico), pero en cierto modo todos sabemos que cualquier deseo tiene una contrapartida: el triunfo entre las masas y la sobreexposición derivarían en el odio a una canción que, en realidad, es tan banal como profunda, en función de las expectativas del que escucha (y de sus gustos musicales, claro).

Lo mejor del año 2016. Parte II: Laurence Nerbonne - Montréal XO 1

Lo mejor del año 2016. Parte II: Laurence Nerbonne – Montréal XO

Enlaces patrocinados

Deje su respuestas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies